Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 20 de enero de 2016

ARCANA HAS SOUL, THE IMPORTANCE: FILTRANDO SUEÑOS Y CANCIONES A TRAVÉS DE LOS INFINITOS RAYOS DEL SOL


Cuando las gotas de lluvia chocan con ímpetu sobre los rayos del sol, la luz se descompone y surge de una forma milagrosa un arcoíris que viene a representar esa otra posibilidad de ver y sentir la vida. Esa transformación casual que, apenas dura un instante, es en la que se asientan las trece nuevas canciones del grupo saguntino Arcana Has Soul, pues las mismas son el resultado de una destilería sonora única, por armoniosa, cálida, tenue e imponente. Desde la portada del disco, que nos recuerda en algún sentido a la de Alicia en el país de las maravillas, nos invade una ráfaga de sensaciones que nos anuncia que estamos ante un trabajo en el que el mundo de los sueños es su eje principal, pues no hay mayor anhelo que aquel que surge de la importancia del deseo en la búsqueda de aquello que en verdad queremos. En este sentido, el grupo valenciano, más allá de las modas, ha centrado su trabajo en un conjunto de canciones que combinan a la perfección los estilos y los ritmos que tan bien manejan, y así, el soul, el pop más plácido y luminoso, las melodías góspel y jazzies, y la fusión de unas y otras, recrean un caleidoscopio mágico que convierte a su música en una suerte de arcoíris sonoro no exento de ese alma —soul— con el que nos conducen por territorios llenos de magia. Esta nave, llamada Arcana Has Soul, está muy bien dirigida ya desde el timón, pues se trata de una guía llamada, Lourdes Trujillo, que surca los mares con sus cuerdas vocales de una forma majestuosa, única, irreverente, portentosa y sublime. Uno ya no sabe cómo adjetivar esa voz, tan bien cuidada en el conservatorio, que la encumbra a lo más alto de las front woman nacionales: indies y de las otras, pues pocas cantantes en este país alcanzan los registros vocales de Lourdes Trujillo, una joven diva del mejor soul nacional de siempre. Tras ella, una magnífica tripulación (Pablo Campos, Paco Domènech, José Rodríguez, José Antonio Mellado y Toni Benedito) que a través de la percusión y las cuerdas de los múltiples instrumentos que tocan, empujan a esa nave como el mejor de los vientos del Mediterráneo, dotando a sus composiciones de una luz única y llena de infinidad de matices. Las guitarras tienen el sabor de la mejor Tamla-Motown, y el violín y el violonchelo, crean esa necesaria sensación que nos lleva a ser capaces de interiorizar el más profundo de los sentimientos. Con todo ello, Arcana Has Soul, a través de su último trabajo, The importance, se reivindican con ese raro poder que es el de la propia fe en aquello que uno hace, y los componentes del grupo, sin que parezca que se note, han huido de todo aquello que es superficial, para quedarse con la esencia de las cosas, en este caso, de la música; una sintonía con la que pretenden quedarse a vivir dentro del corazón de cada uno de sus seguidores u oyentes, pues quizá, no hay mejor manera de hacerlo que filtrando sueños y canciones a través de los infinitos rayos del sol.


Para abrir boca una Intro con la que situarnos en esta ópera de resonancias únicas, clásicas y aterciopeladas por la fuerza de una razón que busca la belleza y la verdad, y que se funde con Worldspel, una contracción entre el mundo y el góspel que ya nos proporciona las pistas suficientes para seguir a este segundo tema, donde la voz de Lourdes ya empieza a jugar con nuestros sentidos. Hay una programada desnudez en las composiciones de este The importance, donde el verdadero juego de artificio es la esencia en sí misma. Una cualidad que está presente en 98 people, un corte del disco que nos recuerda a sus anteriores composiciones, sin que por ello desmerezca su presencia en este nuevo trabajo, pues la fusión de ritmos, melodías y voz siguen intactas. Un mestura que nos lleva a una de las mejores canciones de este LP, Birds, donde la secuencia musical deriva un poco hacia narraciones más ambient presentes dentro de la música electrónica, pero que Arcana Has Soul reinterpreta bajo el signo de una desnudez enternecedora, por lo bien ejecutada que está. Si el violín en este caso casi nos hace llorar, la voz de Lourdes nos acaricia para que no nos dejemos llevar por el mayor de los abismos hasta el más oscuro infinito. Precisa en la ejecución y profunda en el sentimiento, Lourdes nos arrastra con la mágica fuerza de su voz; una composición a medio camino entre el pop y la música jazzie, que nace espolvoreada con una pequeña dosis de soul que nos deja con ganas de volver a escucharla una y otra vez. Sin bajarnos de esos ritmos hipnóticos, nos vamos hasta So sad, sin por ello permitirnos caer en ninguna aflicción, más bien todo lo contrario, pues estamos ante un medio tiempo de cadencias claro oscuras que, sin embargo, nos invita a mirar a la luz, como una mirada al sol es Rey sol, una canción interpretada en español y que nos sumerge en esas baladas intensas y únicas que sirven para reconciliarnos con aquello que en verdad importa (otra de las grandes canciones del disco, sin duda).


Con School days, el grupo nos propone navegar por aguas soleadas, acompañados por ese mestizaje casi salvaje que supone el regresar al pasado. Otra magnífica muestra de lo bien que ejecuta el grupo saguntino los ritmos jazzies. Un tema que da paso al homónimo del disco, The importance, en el que las notas musicales sosiegan su transcurso por las manos de quienes las interpretan. Es es, quizá, el gran valor de este disco, la armonía que el grupo nos muestra en cada una de sus composiciones; un equilibrio único. A ritmos de tambores nos saluda Iaia, para avisarnos de que todo es posible, hasta que AHS visite ritmos cercanos al trópico. Una alegría que es atemperada en Inside out, donde Lourdes, con voz profunda, nos sitúa en la senda de los clásicos de nuevo, hasta que llegamos a The next floor, donde el grupo nos invita a revisitar esas composiciones que, en el medio tiempo, refuerzan nuestro cercanía con aquello que estamos escuchando. Coming home es ahondar en esas canciones que ya conocemos de AHS de anteriores trabajos, y que tan bien les han funcionado, pues en ellas, siguen buscando con acierto el valor de un mestizaje que nos lleva a Let me know, otra balada teñida con una soberbia guitarra que no necesita otra presentación que el placer de escucharla fundida con la voz de una portentosa Lourdes Trujillo. Magnífico colofón para este caleidoscopio mágico y musical que es The importance, el último disco del grupo Arcana Has Soul.



Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: