Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

lunes, 25 de octubre de 2010

HURTS DE GIRA POR ESPAÑA CON SU ÁLBUM DEBUT HAPPINESS


Después de haber lanzado, por fin, su primer disco titulado Happiness el pasado 7 de septiembre, el grupo inglés Hurts, llega de gira por España después de haber recorrido el Reino Unido con la gira NME Radar. La promotora Girl Allowed es la encargada de traer al grupo de moda en Inglaterra, con su cuidada estética y su música empañada de pátina ochentera. Por ello, no es casualidad que antes del concierto haya un Fashion Showcase de la firma española King.


Después de que su álbum de debut ya haya cosechado éxitos como su primer single Better than love, o que hayan llenado los clubes de música y las redes sociales con canciones como Wonderful life o Blood, Tears & Gold, y que el canal de televisión Sky 1 HD haya utilizado su canción Illuminated para promocionar sus programas en alta definición en la primavera-verano de este año, su álbum Happiness recala en España el próximo 26 de octubre en Barcelona y el 27 en Madrid. Además de este dúo, se podrá disfrutar de una sesión DJ, en Barcelona a cargo de Astradyne DJ y en Madrid Eme DJ.

También Movistar se une a la fiesta y da la posibilidad a sus clientes de conseguir un 50% de descuento enviando un sms, participar en el sorteo de 4 invitaciones para la Zona Movistar y conocer al dúo Hurts en un Meet&Greet.

domingo, 24 de octubre de 2010

RED SOCIAL: LA SOLEDAD DE UN GENIO


No deja de ser curioso que el rencor de una persona hacia otra, en este caso, de Mark Zuckerberg hacia su novia Erica Albright, sea la génesis de uno de los mayores inventos del siglo XXI hasta la fecha. Algo que según nos cuenta la película, también sucedió en la gestación de Napster, lo que revolucionó el mercado de la música y las multimillonarias ganancias de los cantantes más populares. El rencor y la soledad como motores de una intrínseca falta de habilidades sociales, a las que podríamos unir el ansia por el reconocimiento social de un friki que se pasea por Harvard en zapatillas de ducha y calcetines blancos en plena nevada invernal, son los ingrendientes primarios de esta aventura internáutica.


En el film, una vez más, aparece la juventud norteamericana (y al tratarse de Harvard, de una parte de la juventud mundial) como un espectro de los valores que rigen tan vetusta institución, sin duda, una de las cunas de los grandes genios de la historia de la humanidad, y que ahora, parecen estar más preocupados por escalar lo antes posible la cima del reconocimiento social y mundial que los sitúe, cuando menos y cuanto antes, por encima de sus padres. Y todo ello, cargado de mucha fiesta, alcohol y mujeres, lo que nos dice bien a las claras que se trata de una película desarrollada desde el punto de vista masculino. Sin embargo, nada de todo esto es nuevo, pues Brest Easton Ellis en los noventa, con las novelas que sucedieron a American Psihco, nos proporcionó una visión más degradada si cabe, de una juventud perdida al ritmo electrónico de New Order.


El lenguaje fílmico que el director David Fincher nos muestra, está sustentado en el guión de Aaron Arkin, y ambos han tratado de reflejar una historia con cierto suspense, aún a sabiendas de que todos ya conocíamos el final de la historia, pero no por ello cejan en el empeño y lo consiguen. Estructurada en el juicio de conciliación que se llevó a cabo para indemnizar a todos los cadáveres que Zuckerberg dejó en su camino en la defensa de su invento, éste, se intercala de una forma bastante inteligente, con flasback que nos van dando luz acerca de lo que ocurrió en la gestación de este invento lleno de soledades y frustraciones, donde lo más curioso es que fue alumbrado en un principio para ligar y tener un mayor reconocimiento social, y al que Fincher dota de escenas y situaciones cargadas de ritmos rápidos y ágiles, con otros más pausados para no volvernos locos, proyectando sobre los espectadores esa sensación vertiginosa que la inmediatez de internet tiene, pero aderezada con la falsa calma que en un instante se convierte en tormenta.


Sin necesidad de explicar la radiografía interior de Zuckerberg, la película nos deja muestras de su inteligencia, pero también de su inadaptación y su permanencia en un lugar en el que al parecer sólo les está permitido estar a los genios y no al común de los mortales. Escenificación que se retrata a la perfección en la imagen final, donde solo y con una camisa arrugada y una corbata medio anudada, es visitado por una de sus abogadas defensoras y ésta le espeta: "no eres un capullo, pero te esfuerzas en parecerlo", para más tarde, cuando ya está solo y ante la pantalla de su portátil, sabedor que tendrá que repartir unas migajas de su invento con los demás, entra en su juego y clickea un nombre y una imagen una y otra vez. Y en esta escena final, es donde se encuentra sin duda, la parte más inteligente de un film que no dejará indeferente a nadie, pues en el fondo es una oda a la soledad y en particular a la soledad de un genio.

viernes, 22 de octubre de 2010

ÁNGEL SILVELO FINALISTA CON PUBLICACIÓN DEL 2º CONCURSO DE MICRORRELATOS "MI CASA"


Me acaban de notificar que he sido uno de los 10 finalistas sobre los 50 participantes en el concurso que organiza el Instituto de la Vivienda y Suelo de la Región de Murcia.

Lo mejor, a falta de premio, es que lo van a editar y que me enviarán algunos ejemplares que ya repartiré.

Además, es posible que otro de mis micros forme parte de una microantología que una editorial va a publicar junto a autores consagrados y otros noveles como yo.

Os dejo el micro, que en esta ocasión es un poco más largo. Espero que os guste:

EL PASILLO
Algo me impide avanzar más allá del pasillo de la entrada. En mi indecisión, me fijo cómo la frontera de la realidad se desvanece cuando un tenue rayo de luz se difumina sobre el parquet, conformando un débil y pequeño espectro, pero que contiene el poder suficiente para transgredir los límites del tiempo y devolverme a aquellos años en los que jugaba junto a mi hermano en el pequeño pasillo de la entrada. Ahí jugábamos con las chapas de los refrescos que previamente habíamos ido pidiendo en los bares del barrio. Entonces, la sencilla composición de nuestros planos jugadores, era suficiente para hacernos disfrutar de la disputa de nuestro particular mundialito de fútbol, a imagen y semejanza del que veíamos en la tele del salón, pero en color, porque el aparato de televisión de mis padres todavía era en blanco y negro.
Sin embargo, mi primer recuerdo de aquel reducido espacio que hacía las veces de pasillo y hall de entrada en la casa de mis padres era todavía más remoto, y se componía de los tropezones que me iba dando con el suelo cada vez que intentaba ponerme de pie. Pero ahí estaba yo ahora, de pie sin saber qué hacer frente al espejo, como el día de mi boda en el que tampoco me atrevía a traspasar las lindes del pasillo en dirección a la puerta de la calle, aterrado como estaba ante la nueva vida, que sin llegar a ser consciente del todo, iba a comenzar junto a mi mujer.
Pero de lo que más me acuerdo es de aquel papel, aunque la escasa luz no me permite visualizar bien su contenido, mientras mi espectro juega con mis sentidos y me deslumbra un poco cuando inconscientemente intento ponerme de rodillas para simular mi capacidad para ponerme de pie, como el día que por fin aprendí a andar. Si sigo andando más allá del pasillo, me tropezaré con el resto de la casa y con otra parte de mis recuerdos, pero mi perenne indecisión me impide atravesar la puerta que da al salón, porque entonces, si fuese capaz de adentrarme en él, ya nada sería igual y volvería a ver la mesa en la que firmé el contrato de venta que me despojó de una gran parte de mis recuerdos y de mi vida. Menos mal, que en mis últimas voluntades me concedieron el privilegio de visitarla aunque sólo pudiera tener el aspecto de un tenue espectro de luz, porque algo que aprendí aunque fuese demasiado tarde, es que por muchos ceros que tuviera aquel contrato de venta, en el fondo nada justifica el valor de todo aquello que yo he vivido en el reducido espacio del pasillo de mi casa.
Microrrelato de Ángel Silvelo Gabriel.

jueves, 21 de octubre de 2010

PRESENTACIÓN DE THE CABRIOLETS EN LA SALA SOL DE MADRID: ESTÉTICA MOD PARA LOS RITMOS MÁS ELÉCTRICOS DEL SIGLO XXI.


Ante una remozada Sala El Sol de Madrid, y rodeados por un buen número de amigos (famosos y anónimos), Bimba Bosé, y su grupo The Cabriolets, presentaron su último disco Close con un ritmo frenético y electrizante como muestra de su apuesta por la inmediatez y naturalidad, lo que bien les podría valer el calificativo de los nuevos naturistas del sonido pop-rock del siglo XXI.

Nada estuvo dejado al azar, y así, la música de Bowie y entre otros su tema Absolute Beginners, amenizaron la larga y tensa espera como cartel sonoro de lo que nos esperaría más tarde. El concierto comenzó con el tema Classifieds, que enlazaron con Blackmail con un rasgo de púa de guitarra, y que sirvieron como carta de presentación del sonido más suave e interesante del grupo, con claros tintes de sonidos elegantes y con brillos que van desde el mejor Bowie al mejor Paul Weller con su dúo Style Council.

A continuación, retomaron un ritmo más eléctrico, compacto y sin tantos matices, con temas como Pyromaniac y Fast & Slow antes de llegar a ese nuevo destello de luz y sonido que es Diamonds, canción que nuevamente nos devuelve a ese estilo urbano e industrial de finales de los setenta y principio de los ochenta. Llegaron a su faceta más oscura con Crepuscular, para después regalarnos la mejor canción de Close, que no es otra que Now & Here, donde los matices sonoros vuelven a llenar la música del grupo con grandes resonancias del mejor pop inglés de los años ochenta (que cada cual busque aquí a su grupo favorito). Enseguida recuperaron el ritmo (casi sin aliento) al interpretar uno de los cortes de su anterior álbum Demo: The Law of Withdrawal en una versión muy rítmica y a la que Bimba hizo ganar enteros con sus movimientos. Luego llegó Tenderizer y finalizaron con Shining, versioneando la canción del disco con derivaciones rítmicas muy interesantes, y extendiendo su ejecución, con lo que creo fue la fusión con su tema Close, y en el que el grupo se vació sobre el escenario.

Si la parte musical del cuarteto se muestra muy compacta con tan sólo una guitarra (que se complementa a la perfección con los ritmos del bajo) una batería y un bajo, mención aparte merece sin duda Bimba Bosé, que más allá de su famoso apellido, nos dio un gran recital en cuanto a su capacidad para cantar y saber estar sobre un escenario, con una soltura digna de la mejor profesora de lenguaje corporal del momento, con movimientos rítmicos, espídicos y auto inducidos o simplemente dibujados en el aire, que en algún caso nos podían retrotraer a los de Michael Jackson con sus mocasines negros (ella y yo debíamos ser los únicos presentes con ese tipo de calzado) y que elevan muchos enteros el valor de un grupo que busca encontrarse con un sonido y un lugar propios en el panorama musical español, y si no cambian, a buena fe que lo conseguirán.

Los bises comenzaron con la nana Beauty in Vogue (el tema más tierno del álbum) y claras reminiscencias francesas, y la versión del famoso tema Venice Beach, para terminar con un prolongado People para deleite de los allí congregados.

The Cabriolets, ayer ganaron la partida a los escépticos que sólo ven un grupo con cara conocida, y se postularon como los abanderados de un sonido contundente, directo y sin más artificios que la fuerza de su naturalidad.

martes, 19 de octubre de 2010

HANS KEILSON RECIBE EL NOBEL DE SU VIDA A LOS 100 AÑOS: VER RECONOCIDA SU OBRA


Después de haber pasado los peores seis meses de su vida tras una operación de cadera, Hans Keilson se enfrenta a una nueva guerra tras haber librado la Segunda Guerra Mundial. En esta ocasión, es la batalla diaria de la fama, a la que de momento llega después de haber vencido a la peor de las derrotas: el olvido. Y todo ello, se debe una vez más al capricho del azar, ese mago que tantas veces da, y que otras tantas quita.
Para Keilson, el azar vino en forma de curioso traductor, pues Damion Searls encontró entre las gangas de una librería austríaca una edición de 1947 de Comedia en clave menor, una novela autobiográfica donde Keilson se sumerge en las profundidades del alma humana y se deprende de todo aquello que no es esencial. Lo que llevó a Searls a indagar más sobre su obra y descubrir Muerte del adversario (publicada en 1962) donde el escritor alemán realiza una aproximación al odio a través de su experiencia como psiquiatra con huérfanos judíos.

Ambas obras se han editado ya en Estados Unidos (próximamente se editarán en el mercado inglés), donde han sido recibidas con gran entusiasmo por crítica y público, convirtiéndolas en rápidamente en best seller, y elevando a los altares del olimpo literario a este centenario alemán Hans Keilson, al que la crítica ya compara con Kafka o Joseph Roth, y que Francine Prose en el New York Times, lo considera como uno de los mejores escritores del mundo.

Seguro que tras el éxito de ventas, se esconde esa necesidad del ser humano por conocer todo aquello relacionado con el Holocausto judío, aunque quizá en esta ocasión y a estas alturas de su vida, lo de menos sea su origen alemán y judío, y su condición de superviviente de la era nazi, porque Keilson es un claro ejemplo de todos aquellos millones de personas que han sido perseguidos a lo largo de la historia por sus ideas o creencias, pero él a diferencia de muchos de ellos, ha sabido plasmar su experiencia vital en dos obras literarias que casi sesenta años después el azar ha rescatado del olvido, y así, recompensarle por su esfuerzo, y de paso dejarnos a los demás disfrutar de ellas.

domingo, 17 de octubre de 2010

NADADORA EN EL NEU! CLUB DE MADRID: SENSACIONES TRANSPARENTES EN LA OSCURIDAD DE LA NOCHE


Después de la fallida presentación del grupo en la Sala Costello el pasado mes de septiembre, y que según nos confesaba Gonzalo al final del concierto, fue propiciada por cuestiones aéreas y de instrumentación ajenas al grupo, había ganas de revancha en la formación por demostrar de lo que son capaces. Nosotros nos acercamos a la cita con un lógico escepticismo, porque como venimos apuntando hace tiempo su último trabajo merece algo más, pero necesitábamos verlo y escucharlo. Y esta vez sí, el sonido acompañó al grupo gallego y ayer nos ofreció un compendio de sensaciones musicales transparentes en la oscuridad de la noche cerrada que se repiraba en la ausencia de luz del Neu Club!

Nadadora basó su repertorio en su último trabajo Luz, Oscuridad, Luz mezclado con temas antiguos, que para aquellos que desconocíamos en profundidad sus anteriores trabajos, fueron una agradable sorpresa. El concierto empezó con Antes de saberlo y luego enlazaron con las canciones más oscuras y auténticas de su nuevo cd, y así, sonaron Deshazte de mí, Me llamaréis asesino o Sólo sombra, donde Gonzalo nos regaló el primer y magnífico solo de guitarra de la noche, para terminar con ese himno que es Septiembre no está lejos.

En la segunda parte, y hubo más, se acercaron a su lado más pop, pero para deleite de los allí congregados, retomaron estas canciones con un ritmo más vibrante, y las versiones que ofrecieron en directo subieron muy mucho el nivel que las composiciones tienen en el estudio, y así sonaron, El Sueño ardiendo, Cerca, Julie Christie y sobre todo Sara dice, donde Gonzalo nos volvió a demostrar que es el alma de la formación y el gran capitán de esta extraordinaria banda de O'Grove, con un sentimiento a la hora de interpretar la guitarra, que nos recordó al sentimiento que Camarón ponía a la hora de interpretar lo más profundo de su arte. Algo que tampoco le faltó a Incendio 3 y a la versión que hicieron de Una nueva vida (su último videoclip).

El primer bis (La Electricidad en el hueso) fue de esos momentos en los conciertos donde se te ponen los pelos de punta, pues salió Gonzalo en solitario al escenario y se marcó un tema casi unplugged con la sola compañia de su guitarra y su voz (más tarde se unió Moncho con una armónica), que llenaron el escenario de una sensibilidad que logró transmitir a sus fans, haciendo de este tema uno de los momentos mágicos de la noche. Después invitaron a su productor Fino Oyonarte (nunca le agredecerán lo suficiente el sonido que les ha sacado en su último trabajo) a interpretar a su lado los dos siguientes temas, 1987 y Siempre (sin duda la mejor canción de Luz, Oscuridad, Luz), donde los matices acústicos de su atmosférica melodía, nos trasladaron una vez más a otros tiempos y otros lugares, dejándonos con ganas de más. A lo que ellos respondieron con un segundo bis con El Bosque, canción ampliamente coreada por el público. Por tanto, por lo aquí expuesto, el veredicto final de la prueba fue que ayer Nadadora nos despejaron muchas dudas, y todo nos hace pensar que ya están en el camino que sin duda les conducirá a un mayor público y al éxito.

Pero ésta no fue la única sorpresa de la noche, pues antes del concierto de Nadadora, Aldo Linares nos ofreció un repertorio de sus canciones que nos dejaron con la boca abierta. A medio camino entre El Zurdo (La Mode), Berlanga (Alaska y Dinarama) y Marc Almond (Soft Cell) pero en versión chic, logró con la sola compañía de un ordenador (a cargo de otra persona) cargado de buenos ritmos y sonidos, meterse en el bolsillo a los allí asistentes con sus letras y su música.

sábado, 16 de octubre de 2010

ÁNGEL SILVELO FINALISTA DEL III CONCURSO DE MICRORRELATOS ABOGADOS.ES DEL MES DE OCTUBRE


He tenido la suerte que mi último micro relativo a la mafia y su encontronazo con la literatura haya sido seleccionado (y ya van cuatro veces consecutivas) en este magnífico concurso tan difícil de pelar. ¡Ojalá sea ésta la definitiva!
Espero que os guste:


MICRORRELATO: EL INDICIO
Nadie entiende que abandone mi brillante carrera en la judicatura antimafia para convertirme en escritor. Escritor de qué me espetó el fiscal Gianfranco, a lo que no supe responder con un alegato convincente como hacía encima de mi estrado. Mi auto destierro es una isla paradisíaca del Índico donde nadie puede encontrarme. Aquí estoy seguro y ejercitaré mis dotes literarias, que para qué nos vamos a engañar, están íntimamente conectadas con mi experiencia judicial repleta de buenos y malos, policías y mafiosos, jueces y togas. De momento, la lluvia es mi fiel compañera y no me permite quitarme los calcetines y andar descalzo por esta playa desierta. Miro el océano en busca de un indicio, pero sólo veo algo que se dirige hacia mí; es una tortuga. Voy a cogerla, pero cuando la toco, salto por los aires y sólo me da tiempo a ver la cara del fiscal Gianfranco.

Microrrelato de Ángel Silvelo Gabriel

viernes, 15 de octubre de 2010

HENDRIK RÖVER, NO TEMÁIS POR MÍ: CAMINO DEL SUR


Hendrik Röver en su nuevo trabajo No temáis por mí, ha cogido su guitarra y se ha ido con ella camino del sur. Doce canciones en las que la sencillez compositiva y musical se dan la mano con el polvo del camino y las derrotas existenciales que la vida te va dejando como muescas en un revólver. No temáis por mí, es una colección de historias que tienen por protagonistas a doce personajes viajeros, arrepentidos pero pragmáticos, orgullosos, cansados, crepusculares y resignados, que según su protagonista: “aunque no fueron realmente concebidas con ese propósito, en la secuencia final de canciones se puede intuir una cierta línea argumental basada en algunos hechos concretos y demostrados". Hechos que narran historias en las que no hay una opción para la esperanza y en donde no existe una segunda oportunidad para huir lejos de la tierra quemada.
El álbum se abre con el tema que da título a esta colección de canciones country-folk de ritmo pausado, que van dejando una secuencia de sonidos con profundas raíces norteamericanas tanto acústicas como eléctricas, y que son el contrapunto a su verde Cantabria. No temáis por mí es un tema en el que Hendrik ya nos dice cual es su norte, en este caso su sur, con un compendio de notas con olor a cerveza y chupitos de whisky que se prolongan con Adiós, Casa Abandonada, Sol...
Como agradecimiento a sus seguidores y homenaje a la banda que le acompaña, La West Bluegrass Band, a la primera edición del cd le acompaña un cd extra con seis canciones, cinco de ellas inéditas, y que se abre con el tema Déjalo, del que se ha grabado un vídeo en el estudio de grabación Guitar-Town de Muriedas Cantabria y que ya se puede ver en Youtube.
Pero Hendrik Röver y su No temáis por mí, no vienen solos, sino que se hacen acompañar de una extensa gira por todo el país, cuyas principales fechas son las siguientes:

Miércoles, 20 de octubre:
Sala AZKENA/ BILBAO
Anticipada 14 e/ Taquilla 16 e
21:00h

Jueves, 21 de octubre:
Café TEATRO/ VALLADOLID
Taquilla 10 e
22:00h

Viernes, 29 de octubre:
Café de las ARTES TEATRO/ SANTANDER
Taquilla 10 e
21:30h

Jueves, 18 de noviembre:
Sala LA BOITE/ MADRID
Anticipada 10 e/ Taquilla 15 e
Puertas: 21:30h/ Concierto: 22:00h

Viernes, 19 de noviembre:
Sala ROCKSOUND/ BARCELONA

Sábado, 20 de noviembre:
Sala LA LEY SECA/ ZARAGOZA
Anticipada 10 e/ Taquilla 12 e
22:00h

Viernes, 3 de diciembre:
LA CUEVA DEL JAZZ/ ZAMORA
Anticipada 8 e/ Taquilla 10 e
22:00h

Sábado, 4 de diciembre:
XANCARAJAZZ/ VIGO
Anticipada 10 e/ Taquilla 12 e
23:00h

Martes, 7 de diciembre:
Sala A VENTANA/ LAXE (A CORUÑA)
Entrada libre

Sábado, 11 de diciembre:
FOUR SEASONS/ CASTELLÓN
Anticipada 10 e/ Taquilla 12 e
21:30h

Viernes, 25 de marzo:
BLACK NOTE/ VALENCIA
Anticipada 10 e/ Taquilla 15 e
21:00h

jueves, 14 de octubre de 2010

ANTONY AND THE JOHNSONS, SWANLIGHTS: TORMENTO ENTRECORTADO


Antony Hegarty se encuentra entregado a la causa del cambio climático y eso es algo que no pasa inadvertido en su nuevo Swanlights, que viene acompañado de un libro con 144 páginas, que no es otra cosa que una recopilación de ilustraciones que nos muestran las obsesiones del autor: los océanos, la transexualidad, el mundo ártico y los indígenas americanos.


La parte musical de este Swanlights no deja de ser una continuación de sus anteriores composiciones, pero sin llegar a la altura de su magnífico I am a bird now que le elevó a lo más alto de la música popular. Melodías a medio camino entre el tormento o la gris felicidad, se entremezcan con referencias a sus obsesiones, donde una vez más su particularísima voz se superpone a la música del grupo, plagada de matices de jazz y de música de cámara, y en donde la melancolía sonora de la indeterminación estilística y humana, se comporta como un tormento entrecortado.
Dentro de las once canciones que componen este trabajo, hay que destacar el single Than you for your Love con un vídeo plagado de aguas oceánicas liberadoras de los miedos que acechan a este gran artista británico afincado en Nueva York y que nos aproximan a la necesaria liberación de las escritoras del siglo XIX y su necesidad de desaparecer en las aguas de los océanos, o en la enigmática angustia de encarcelar a la libertad en la figura de la loca del ático. Asimismo, Flétta, tema en el que colabora con Björk es un ejercicio más dinámico y con mayores matices líricos que el resto de las canciones que componen el álbum. Y casi al final, se encuentra Salt Silver Oxygen, un tema que no hay que perderse.
En definitiva, los cisnes lumiosos de Antony & Johnsons nos sitúan en el mundo de las ansias de liberación a través de un tormento entrecortado.

miércoles, 13 de octubre de 2010

ZOLA JESUS, STRIDULUM II: PASIÓN OSCURA


De las catacumbas de su Wisconsin natal, surge esta poetisa de los sonidos contundentes y atormentados. Nika Roza Danilova, rebautizada como Zola Jesus no tiene miedo a utilizar el apellido del gran escritor francés y a contraponerle el de la figura iconográfica del cristianismo, lo que nos da una medida aproximada de su pasión por las profundidades del alma humana.


Su música arrasa con unos sonidos que encierran pura magia gótica aderezados con una voz portentosa y operística que tiñe de destellos aúreos unos ritmos satánicos y rompedores que te hacen congratularte con las mejores versiones de dark pop de los ochenta (Depeche Mode, Joy Division o The Cure).


Stridulum II se abre con un magnífico corte titulado Night que nada tiene que envidiar a la puesta en escena de una tal Lady Gaga, y que tiene toda la impostura de una estrella de la música. Pero tampoco hay que perderse composiciones como I Can´t Stand o Sea Talk para darnos cuenta que esta joven de veinte años que se refugiaba los fines de semana en la lectura compulsiva para olvidar las cabezas de ciervos que su padre cazador colgaba en el bosque cercano, ha dado con su camino. Una ruta llena de sonidos transparentes y diferentes que nos quieren sacar de la abulia más popera de la música actual, lo que la están llevando a convertirse en la nueva musa de los grupos indies torturados como Xiu Xiu.

martes, 12 de octubre de 2010

UN PROFETA: CINE NEGRO FRANCÉS DE ALTO VOLTAJE


Rousseau dijo que "el hombre es bueno por naturaleza" y Hobbes nos advirtió que "el hombre es un lobo para el hombre", y aunque parezca una contradicción, en esta ocasión ambas definiciones cuadran a la perfección con el comportamiento del protagonista Malik el Djebena, interpretado por Tahar Rahim. En las primeras imágenes del film, somos testigos de la entrevista previa a su ingreso en la cárcel, y como un papel en blanco, el funcionario de prisiones trata de buscar un arraigo o un ancla donde situarlo, pero él niega una y otra vez. Sin familia, sin amigos, analfabeto y sin nadie a quien acudir Malik ingresa en la cárcel limpio tanto de bondad como de maldad, y es la epopeya que le llevará hasta su salida de la misma, la que su director Jacques Audiard nos retrata con gran precisión, dotándola de un realismo cruel y sin tapujos, dejando al descubierto la naturaleza humana sin más.


Descarnada, brutal, directa y llena de imágenes impactantes, éste es el lenguaje visual que Audiard nos propone en su acercamiento al mundo carcelario francés, muy próximo al cine negro de toda la vida, pero al que él proporciona el matiz de la actualidad y la lucha social de las culturas y las religiones. La limpieza de las imágenes que nos propone en el devenir de la vida carcelaria, nos acercan aún más la lucha por la supervivencia dentro de una institución, que para los que estamos fuera, pensamos que es un lugar donde se reconducen las conductas antisociales de quienes las habitan, pero Audiard parece decirnos bien a las claras que sin duda estamos en un gran error. Además, Audiard tiene la habilidad de dotar a la película de imágenes cargadas de lo que podríamos denominar un realismo mágico, que nutren a su historia de esa parte tan necesaria en el ser humano como son los sueños, aunque a veces se conviertan en pesadillas.


El reto intepretativo al que se enfrenta Tahar Rahim es sencillamente inmenso, y lo más sorprendente es que sale indemne de él, pues logra adaptarse muy bien a la piel de su profeta, dejándonos atónitos en el camino que nos lleva desde su inicial inocencia a su gansterismo final; pero no está sólo en este duelo por el poder y la supervivencias, pues Niels Arestrup en su papel de mafioso corso (César Luciani) y con una aparante frialdad y sencillez le presenta batalla.


Un Profeta es una singular muestra de cine negro, en esta caso francés, pero eso es lo que menos importa, pues se trata de una película de alto voltaje que no deja indiferente, y que nos avisa del poder del entorno sobre el individuo.

lunes, 11 de octubre de 2010

WALL STREET, EL DINERO NUNCA DUERME: EL SUEÑO EQUIVOCADO


El dinero nunca duerme nos dice el subtítulo de la película, pero también cabría apuntar que la ambición desmedida y la lucha de egos que se produce entre los protagonistas de esta cinta, podría ser la clave de este sueño equivocado. El dinero ya no es sexy proclama su director Oliver Stone, pero más allá de los atractivos sexuales del papel moneda, la ambición sin límites aderezada con buenas cantidades de vanidad parecen ser las culpables de que el planeta se haya tambaleado en los últimos tiempos.


Wall Street, el dinero nunca duerme, transcurre a través de un ritmo trepidante, que en ocasiones se pierde en terminologías y ticks financieros, pero que se combina a las mil maravillas con la excelente banda sonora de David Byrne y Brian Eno. Cóctel creativo que se completa con la realización de Oliver Stone, que se tambalea entre los inmensos y maravillosos travelings de la River Line de Manhattan (absolutamente sublimes) a los que añade unos cambios de ritmo y color entre las distintas fases del film que te dejan totalmente noqueado visualmente, donde el color rojo (suponemos que el de la desmedida pasión monetaria) intensifica esa sensación de vértigo. A todo ello, Stone contrapone unos primeros planos de sus actores sensacionales y electrizantes, que buscan el lado humano de los mismos (ya sea éste fingido o no).


Michael Douglas borda su papel de Gordon Gekko y se convierte en el aladid de las segundas oportunidades, un leit motiv que Stone nos brinda al final de la película, y ante el que cae rendido como una sombra de sus posturas más acérrimamente anticapitalistas para convertirse en un firme representante de los finales felices. Y ese puede ser el talón de Aquiles de esta película, que hiere pero no mata. No obstante, hay que decir que uno sale de la sala de cine con más miedo que cuando entró, tras disfrutar de dos horas de cine de acción en vena.

viernes, 8 de octubre de 2010

LLOYD COLE, BROKEN RECORD: MELANCOLÍA CON GOTAS DE BUENA MÚSICA


El mago de la melancolía escocesa está de vuelta. Después de diez años sin grabar con una banda, Lloyd Cole regresa con su mejor álbum de los últimos tiempos, donde rescata su particular forma de ver la música y deja atrás sus composiciones con el ordenador de su estudio o las canciones que graba junto a la banda de rock duro que ha creado junto a sus hijos.


Pero todo eso forma parte de su más próximo pasado, porque esta vez se presenta a ritmo de folk y alt country, cargado con su guitarra acústica de doce cuerdas. Para la ocasión se ha rodeado de los mejores, y aunque no les prometió sino bajos salarios y escasa fama, ahí se presentaron entre otros, Joan Wasser (de Joan As Police Woman) y el ex Commotion Blair Cowan para acompañar a este estilista de la música y creador de grandes y mágicos títulos de canciones a los que ha sabido dotar de una música elegante y sin estridencias, cubriendo de gloria sus composiciones.


Writers Retreat ha sido el tema elegido para lanzar a las ondas interesterales su último álbum Broken Record, y la verdad es que no ha podido elegir mejor canción para unir el pasado con el presente, para sin apenas darnos cuenta, trasladarnos a los caminos cercanos a su casa americana. El disco lo componen once temas que mezclan a la perfección la melancolía escocesa con gotas de buena música, y en donde hay temas dulces como Oh Geneviéve y otros más rítmicos como Double Happines, una canción donde los registros de otros tiempos se cuelan por las cuerdas de su guitarra.


La vuelta de Lloyd Cole al circuito de la música, es sin duda una magnífica noticia para todos aquellos que siempre están ávidos de buenas canciones y este Disco Roto tiene una buena colección de ellas.

jueves, 7 de octubre de 2010

MARIO VARGAS LLOSA Y EL PODER DE SU PROSA INFINITA SE ALZAN CON EL NOBEL DE LITERATURA 2010


El poder del eco de sus palabras por fin se alza sobre la pusilánime verborrea de aquellos que no ven más allá de sus intereses. Vargas LLosa nació con el don de la palabra y su eco, a los que convierte en literatura, no sólo hablada sino también dialogada. Desde La ciudad y los Perros hasta El Sueño del Celta nos ha ido regalando historias y momentos de GRAN LITERATURA, esa extraña rareza humana que se alza por encima del tiempo y de los hombres. Cuando él nos abandone, ahí quedarán sus obras y el eco que ellas por sí solas dejarán en la conciencia colectiva de miles de personas.


Pero Vargas Llosa es más que un escritor, es un hombre comprometido con su tiempo. En una de sus últimas entrevistas antes del recibir el merecido Nobel ya advertía que: "tras la crisis se esconde una profunda incultura" y sin duda no le falta razón, pues estamos inmersos en una profunda crisis no sólo de liderazgos sino de ideas que nos guíen en mejores condiciones por este mundo convertido en un becerro de oro.

A Vargas Llosa le pilló la noticia en la Universidad de Princeton (New Jersey) donde se encuentra dando clases, y desde allí, se mostró conmovido y muy ilusionado al recibir la noticia, aunque al principio creía que era una broma. Pero no, esta vez, el español como instrumento vehicular entre diferentes culturas, vuelve a estar en lo más alto como lengua y espacio común de entendimiento entre los hombres, y todo ello gracias a Vargas Llosa, que hoy ha engrosado la lista que Octavio Paz en 1990 dejó abierta al próximo Nobel de Literatura en habla hispana, lo que sin duda es una magnífica noticia.

domingo, 3 de octubre de 2010

BURIED (ENTERRADO): UNA MAGISTRAL LECCIÓN DE CINE


Desde la primera imagen en negro, en la que el espectador se queda desconcertado y que nos recuerda a un cuadro de Rothko, hasta el trepidante final, Buried es ese tipo de películas que se te quedan en la retina para siempre. Distinta, original, inédita, magistral, conmovedora, cruel e irónica, nos demuestra de una forma tan directa como efectiva lo que se puede llegar a hacer con una buena idea.


Sustentada en el magnífico guión de Chris Sparling, Buried es capaz de transportarnos a miles de kilómetros del famoso ataúd sin salir de él. Tiene ese extraño encanto de la astucia argumental que no nos deja indiferentes a lo largo de los más de noventa minutos que dura la cinta (y que cuando acaba no te lo llegas a creer) en los que Rodrigo Cortés realiza una magistral lección de cine, y nos deja entrever bien a las claras que otro tipo de cine español es posible, sobre todo, si se sustenta en la inteligencia bañada con dosis de intriga, acción y un poquito de amor.


La acción transcurre dentro del escaso y claustrofóbico espacio de un ataúd de madera, pero decir eso es quedarse en una mera intención, pues aunque nos parezca sorprendente, el transcurso del guión nos muestra a un hombre solo (como decía Camus uno nace y uno muere solo), y ese tinte existencial envuelto en una sábana de intriga, acción y suspense, nos proporciona las coordenadas del mundo familiar, profesional y gubernamental del contratista Paul Conroy (Ryan Reynolds) que como muchos otros hombres, va a Irak en busca de algo mejor para sí mismo y su familia. Una segunda oportunidad que acaba en pesadilla, como la propia contienda bélica. En este sentido, el teléfono móvil es un protagonista más y nos recuerda lo inherentemente unidos que hoy en día nos encontramos a las nuevas tecnologías, que muy acertadamente contrasta con el mechero (zippo) como símbolo de aquello que nunca cambiará y que en esta ocasión se convierte en el elemento universal de la condición humana (el fuego).


Ryan Reynolds hace sin duda el que va a ser el papel de su vida, y a pesar de lo mucho que costó a Rodrigo Cortés convencerle, cuando lo hizo, le convirtió en el mayor defensor de este proyecto, del que salió con quemaduras en los dedos y una herida en la espalda que le ha tardado en curar más de dos meses. Reynolds ante la ínfima distancia de la cámara, nos reproduce de una forma intensa las reacciones humanas que cualquier persona podría tener en su caso, metiéndose en la piel de su personaje y dotándole de unos registros excepcionales y únicos, que aún si cabe, hacen ganar más enteros a la película, pues su interpretación nos traslada a su vida y nos sitúa dentro de ella, con sus miserias, sus errores, tragedias y sus pequeñas dosis de amor. Una actuación para enmarcar.


Pero el responsable de este proyecto no es otro que su director. Rodrigo Cortés una vez que tuvo el guión entre sus manos, supo que esta era su gran oportunidad y a fe que ha sabido aprovecharla, pues dota al magnífico guión de una no menos magistral dirección y puesta en escena, con imágenes increíbles, apasionantes y excepcionales, y por ejemplo, quedarán para la historia del cine sus tomas con cámara al hombro ¿dentro de un ataúd? y las veces que el protagonista se gira dentro de un minúsculo espacio (de ahí las heridas de Reynolds). Aunque su mayor acierto fue no sacar en ningún momento al protagonista de ese ataúd que ya se ha convertido en todo un símbolo del cine. Rodrigo Cortés ha creado con Buried la Indiana Jones del siglo XXI sin llegar a olvidarse de las dosis de la mejor intriga de Hithckok. Una dirección magistral y única, avalada todavía más, porque la tuvo que rodar en la mitad de tiempo. Diecisiete días en los que tuvo que rodar el doble de planos que en una película normal y cuyo diario enseguida empezará a formar parte de las escuelas de cine de todo el mundo.


Atrás tampoco se quedan la música de Víctor Reyes, a veces casi imperceptible, pero otras muy bien adaptada a la acción del guión y de las emociones del actor protagonista, que se complementa con la canción que junto a Rodrigo Reyes interpreta en los títulos de crédito, como muestra del divertimento integral que les ha supuesto rodar esta cinta, dejándonos muestras de ello de principio a fin. Del mismo modo, que la fotografía de Eduard Grau está a la altura del resto del equipo.


Buried nos acompañará en muchas de las conversaciones que sobre cine tengamos en los próximos y no tan próximos años, pues tiene esa extraña cualidad de traspasar las fronteras del buen cine, para trasladarse al olimpo de los clásicos. Todo un acierto.