Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 31 de diciembre de 2014

LOS ÚLTIMOS PASOS DE JOHN KEATS ELEGIDO EL SEXTO MEJOR LIBRO DEL AÑO 2014 PARA LA WEB TODOLITERATURA.ES


 
Bueno, ya está publicada la lista completa que, el equipo, que conforma la web www.todoliteratura.es, ha confeccionado con los nombres de los autores y las novelas que han sido elegidas como los mejores del año 2014. Uno no puede estar más sorprendido, por lo inesperado, pero a la vez encantado y agradecido por formar parte de esta lista que encabeza Antonio Muñoz Molina y cierra Juan Gómez-Jurado. Este año 2014 va a ser muy difícil de olvidar por muchas razones, una de ellas, es que gracias a Noemí Trujillo y Lorenzo Silva, editores de Playa de Ákaba, han hecho realizar uno de mis sueños, y gracias a ellos también, he podido adivinar —aunque de momento solo sea de una forma somera— el enrevesado mundo editorial. Es difícil, muy difícil, créanme, encontrar a un/a autor/a de algún sello independiente o pequeño entre los libros destacados del año. Aquí, una vez más, la apisonadora de los grandes sellos editoriales funciona a la perfección. Al contrario de lo que ocurre, por ejemplo, en el mundo de la música independiente española, donde cada año se cuela algún grupo que otro en la esfera más destacada de la escena musical, en el mundo editorial no ocurre lo mismo, y así, los grandes solo visualizan a los grandes, condenando al resto de editoriales y autores al mundo de internet; ese que pueblan lo que otros compañeros de fatigas han bautizado como Generación Subway. A estos, a los injustamente olvidados, solo nos quedan las redes sociales, con el Facebook —al que yo he tildado como el periódico de los pobres— como espacio maestro donde derramar a borbotones los impulsos de nuestros pequeños o grandes logros. De ahí, la importancia que uno da a  esta pequeña gran sorpresa, pues nunca, ni en el mejor de mis sueños fui capaz de imaginar estar en la misma lista que todos estos grandes escritores, donde la mayoría de ellos si no todos ya llevan muchos años dedicados a la literatura y cuentan con un gran número de libros publicados. Todo un honor formar parte de ella, y que ante mis ojos, engrandece aún más el gesto. Para mí, Javier Velasco Oliaga y todo el equipo que componen Todoliteratura son parte de esos otros héroes de la literatura, pues sin ellos, nadie de los que estamos empezando veríamos la luz más allá de las redes sociales. Hay excepciones claro que sí, y yo por ejemplo, quiero aprovechar para dar las gracias a Jesús Marchamalo y a RNE por hacer un hueco en su programación a una parte de los escritores olvidados; y no me quiero olvidar tampoco de Luis María Anson, Raúl Losánez o Pepa Fernández que, al menos, tuvieron unas palabras de aliento para con este autor anónimo . Si digo esto, es porque ustedes no saben la cantidad de plegarias desatendidas a las que me he tenido que enfrentar en estos seis meses, donde justamente eso, las promesas, caen en el más solemne de los olvidos. No me quiero olvidar de todos aquellos que me han acompañado en este viaje a las entrañas de la belleza, y cada uno de ellos, por unas u otras razones, siempre estarán dentro de mi corazón: Manuela, África, Mayte, Anamaría Trillo, Daniel y familia, Teresa (mis queridos Romanos), así como, de Ramón Alcaraz, Enerio Polanco, Óscar Solana, José Guillermo Paradinas Brockmann, Alejandro Valero y Lola López Contreras. Aquí dejo el artículo que corrobora mis palabras y repasa, brevemente, a cada uno de los autores y su novelas. Gracias.


Ángel Silvelo Gabriel. 

Los diez mejores libros del 2014 para TodoLiteratura y alguno más

Por Javier Velasco Oliaga
 
Toda clasificación es complicada y más en una disciplina donde juegan de manera fundamental los sentimientos. Encontrar los mejores diez libros de un año, nuestro particular canon anual, se convierte en una labor ardua y estresante. Queremos que los lectores revisen sus gustos y den oportunidad a unos libros que aun siendo valiosos hayan podido pasar desapercibidos. En nuestra lista hay olvidos pero, sobre todo, grandes descubrimientos. ¡Pasen y lean!
Antonio Muñoz Molina es uno de los grandes escritores españoles, si no el más grande. Si les digo que algún día ganará con todo merecimiento el premio Nobel es porque habrá justicia en un premio que nos sorprende para mal con elecciones más políticas que literarias. Con su libro, "Como la sombra que se va", el autor jienense nos vuelve a sorprender al tratar un tema muy actual, el movimiento de los derechos civiles y su líder Martin Luther King, y que tiene un juego de narración digno de un maestro.

En segunda posición hemos situado un libro que, hasta cierto punto, ha pasado bastante desapercibido, nos referimos a "Hotel Florida" de Amanda Vaill. Una obra maestra sobre el mítico hotel madrileño en tiempos de la Guerra Civil y sus no menos míticos moradores. Ernest Hemingway, Robert Capa, etc. Con mano maestra nos cuenta la historia de unos hechos estremecedores como si fuese una novela, nos sumerge en un mundo donde los protagonistas se conducían como estrellas de Hollywood en un panorama desolador y sabe ser objetiva con ciertos personajes y escritores, demasiado sobrevalorados.

En tercer lugar hemos situado a "Lionel Asbo. El estado de Inglaterra", de Martin Amis, una novela incisiva y desternillante sobre realidades incómodas que construye una sátira feroz, violenta, visceral, salvaje y provocadora de la sociedad y la vida cotidiana británica. Un libro atrozmente crítico y divertido que merece estar en el podio de esta clasificación.

En cuarto lugar tenemos a la valiente “El cura y los mandarines” de Gregorio Morán, que sin morderse la lengua y con toda la objetividad del mundo nos retrata a una pléyade de escritores, intelectuales y políticos que no han sabido estar a la altura en unos tiempos difíciles de los cuales sacaron tajada económica. La editorial Planeta quiso censurar una parte del libro, quizá por intereses económicos, pero afortunadamente Akal nos regala otro libro imprescindible de este año. Estamos de enhorabuena.

“El patio inglés” de Gonzalo Garrido, consigue la quinta posición. Una de las grandes sorpresas del año. Novela corta que atesora grandes virtudes con un tema duro que el autor bilbaíno resuelve con brillantez con un juego magistral de dos narradores que escriben sendos diarios al mismo tiempo. Un libro que ningún buen lector deberá perderse. Justo a continuación tenemos “Los últimos pasos de John Keats” del autor Ángel Silvelo. Un diario de los últimos meses del poeta británico que destila lirismo a raudales y que contiene un trabajo de documentación espectacular que hace que nos sumerjamos en los sentimientos y motivaciones del protagonista.

En séptima posición tenemos a “El profesor chiflado y Míster Wert” del narrador abulense Tomás García Yebra, una acerada y acertada crítica a nuestro sistema educativo que nadie quiere ver. Con la destreza de buen narrador nos describe el mundo de la educación desde la perspectiva de un profesor original e irónico. Una narración sorprendente y divertida. Y sorprendente, pero no divertida es “El jardín de la memoria” de Lea Vélez. Un diario desgarrador y emotivo sobre la experiencia de ver morir a un ser querido, a lo que une la historia de Francesc Valls, el fotógrafo de Mauthausen, no menos desgarradora y emotiva. Todas sus páginas están llenas de sensibilidad, pasión y crudeza. Otro festín literario que no se pueden perder.

Llegamos ya a las últimas posiciones de la lista, pero que mantienen un tono elevado y sorprendente. En novena posición tenemos a “El impostor” de Javier Cercas, quizá su mejor novela, sobre uno de los casos de impostura más espectacular de los últimos tiempos, pese a lo acostumbrados que estamos. Enric Marco no fue un superviviente de un campo de concentración, pero sí un superviviente, en el sentido más amplio del término que supo engañarnos a todos. Y cerramos la clasificación con El paciente de Juan Gómez-Jurado. Ésta es una novela vibrante, hábil y un ritmo insuperable que atrapa irremediablemente al lector. Es un libro apasionante y emotivo que se desarrolla en 63 frenéticas horas, que no da respiro en su lectura y que plantea un dilema moral imposible que puede cambiar el curso de la Historia.

Después de terminar la lista, nos dimos cuenta de que hay, al menos, dos obras de una calidad semejante a los que hemos escogido como mejores libros del año. Por eso queremos y debemos citar las obras: "Lo que a nadie le importa" de Sergio del Molino y "Una madre" de Alejandro Palomas. Como ven, es una selección de gran calidad y que si algunos de estos libros no han leído durante el año deberán aprovechar estas vacaciones para hacerlo. ¡Feliz año nuevo y que venga cargado de buenas lecturas!

 

lunes, 29 de diciembre de 2014

ELADIO Y LOS SERES QUERIDOS, CONTINÚA LA GIRA 2015, "ORDEN INVISIBLE"

 
Sábado, 10 enero:
Sala Zona Zero/ Caldas de Reis (Pontevedra)
  23:00h
Entrada: 3 euros
 
Jueves, 22 enero:
Sala Gran Café/ LEÓN
22:00h
Entrada: 8 euros/ Entrada + Cd: 16 euros.
 
Viernes, 23 enero:
Sala La Lata de Bombillas/ ZARAGOZA
21:00h
Entrada: 6/8 euros
 
Sábado, 24 enero:
Sala Sidecar/ BARCELONA
22:00h
Entrada: 8 euros/ Entrada + Cd: 16 euros.
+ Febrero.
 
Sábado, 31 enero:
Sala Beat Club/ SEGOVIA
22:00h
Anticipada: 8 euros/ Taquilla: 10 euros.
 
Eladio y los Seres Queridos continúan su gira nacional, presentando su “Orden invisible” y, sus próximas paradas son ciudades como Pontevedra,  León, Zaragoza, Barcelona o Segovia...
A mediados de junio, y tras despedir 2013 con el Premio Galego Da Música en la categoría de indie pop, comenzó en Madrid la grabación del nuevo LP de Eladio y Los Seres Queridos: Orden Invisible, de cuya producción se han ocupado nuevamente Manuel Colmenero y Javibu Carretero, de Estudios Sonobox, y edita, al igual que Están Ustedes Unidos, Esmerarte.

domingo, 28 de diciembre de 2014

BODAS DE SANGRE, BAJO LA DIRECCIÓN DE IRINA KOUBERSKAYA EN LA SALA TRIBUEÑE DE MADRID: LAS CACOFONÍAS DEL AMOR Y LA MUERTE


Hay algo mítico en cada uno de los montajes que dirige la gran Irina Kouberskaya en ese templo del teatro que es la Sala Tribueñe de Madrid. Sí, mítico porque gracias a ella y a su forma de ver y entender el teatro, el resto somos capaces de alumbrar una nueva visión de los grandes clásicos de la dramaturgia mundial —Chéjov, Lorca, Pinter...— En este caso, ha sido a través de su reinterpretación del mundo onírico y simbólico que rodea a Federico García Lorca y sus Bodas de sangre. Una obra que ha sido interpretada multitud de veces desde su primer estreno el 8 de marzo de 1933 en el Teatro Beatriz de Madrid, y que sin embargo, bajo la dirección de Irina recobra una nueva vida y se alza majestuosa sobre los abruptos territorios lorquianos; y lo hace, como solo la pulsión de la pasión, que nos condiciona la vida, derroca a las herrumbres de nuestras miserias. La luna y el agua, el cuchillo y el caballo, el calor y el campo, son elementos dramáticos que en la versión que se representa en la Sala Tribueñe tienen un significado distinto, por lo alto y profundo de su mensaje. Esta especie de liturgia del amor y la pasión, del odio y la muerte a la que asistimos, cuenta con todos los ingredientes para ser única. Todo es danza y movimiento, oscuridad y contraluz, en un juego de contrarios que se proyectan sobre nuestros sentidos como solo lo pueden hacer las cacofonías del amor y de la muerte en la vida de una familia. Hay muchos sonidos en esta obra de teatro que se reivindican como únicos, por lo distintos, y que de una forma muy acertada, Irina busca más allá del flamenco, en un nuevo guiño a esa genialidad total con la que concibe el mundo lorquiano la gran dama rusa. Quizá, esa distancia que ella atesora hacia nuestros ancestros, le permite devorar como lo hace este universo onírico rodeado de una belleza y una poesía deslumbrantes. El lenguaje no verbal, identificado como la capacidad visual y sonora de la obra, es tan importante como la propia palabra, e Irina lo sabe, y por eso nos brinda, de la mano de ese gran plantel de actores con el que cuenta, de momentos únicos, por lo plásticos y bellos que resultan. Para quienes todavía no hayan ido a verla, les recomiendo que no se pierdan las escenas donde Leonardo le pone el velo a la novia —el rojo de la vida sobre el níveo blanco de la pureza de la corona—, o esa otra donde los fugitivos —Leonardo y la novia de nuevo— se despiden a orillas del río recitando unos bellísimos versos de Lorca —escenas y momentos para el recuerdo, sin duda—, por no hablar del mágico y oscuro inicio con dos ataúdes anclados al escenario —no cabe mayor simbolismo entre la unión de una familia y su tierra—, que, más tarde, itinerantes a través de él, nos hablarán de esa capacidad de cambio y transformación existente en la historia de un pueblo, muchas veces condenado a las llamas de la más funesta de las pasiones.
 

Negro sobre rojo y rojo sobre negro para definirlo todo, pues ambos colores se comportan como dos capas que recubren nuestras vidas de pasión y muerte, de amor y odio. Y para que todo esté en su sitio, lo hacen envueltas con la gasa de la pasión. No hay nada más sugerente que esa ambivalencia a la hora de proponernos este viaje a lo largo de las entrañas del ser humano que se desplaza con sus ilusiones y sus miedos por los surcos de la venganza. Hay una dinámica interna, tanto en el montaje de la escenografía como en la disposición y movimientos de los actores, que no deja ejercer un influjo de magia sobre los espectadores, y al que un servidor, todavía no he encontrado un respuesta, quizá, porque como la magia de los grandes momentos de la vida, no la tenga. Existe algo más que coreografía en los movimientos de los actores sobre el escenario de la Sala Tribueñe, porque todo se transforma en un intenso e infinito baile que nos invita a bailar el baile de la vida..., a bailar el baile de la muerte. Y una vez más, en cada movimiento que se despliega sobre el escenario, esa dualidad entre el negro y el rojo, el rojo y el negro, nos remite a la esencia de la que somos y en la que nos convertiremos.
 

Para ser justos con la representación, debemos referirnos a cada uno de los actores y actrices que componen este reparto coral que nos invita a viajar por las escabrosas montañas de la vida. María Luisa García Budí, en el papel de la madre, es capaz de transmitirnos todo el dolor y el silencio de la muerte y el tiempo, que junto a Nereida San Martín (la novia) protagoniza una escena final única, como única es esta visión lorquiana de Irina Kouberskaya. Nereida está fantástica en esa dualidad de ser y del deber ser al que se enfrenta en su juventud, dejando escenas e imágenes únicas en la representación, como anteriormente he comentado. David García, una vez más, nos demuestra sus grandes dotes actorales, pues de nuevo nos encandila con su actuación de Leonardo. David es un actor dinámico y trágico, comedido o apasionado, según toque, y todo lo hace bien, con una dicción y una mirada de las que imponen sobre un escenario. Mención aparte merecen María e Inma Barrionuevo en sus papeles de suegra y vecina/muerte, respectivamente, así como Alejandra Navarro (criada), Irene Polo (mujer de Leonardo), José Luis Sanz (padre) y Miguel Pérez-Muñoz (novio), pues son capaces de transmitirnos esa sensación de conjunto de todo un pueblo, donde el sentimiento de pertenencia a un lugar se traslada en cada una de sus interpretaciones. Tanto es así, que cuando asistimos a los movimientos de conjunto de todos ellos sobre el escenario, parece que somos parte de sus leves e incesantes balanceos, mimetizados en el compás que una barca describe sobre las olas del mar, donde el agua solo es el soporte fluido que nos sujeta a la tierra firme.
 

De entre todo este maravilloso y genial sueño que es el equipo de actores de la Sala Tribueñe, merece una mención especial, Candela Pérez Kouberskaya, en su papel de muchacha/luna, porque es de alabar que una joven de quince años sienta la necesidad de aprenderse un papel tan hermoso como el que interpreta, y lo haga con la solvencia que lo hace. Podemos decir que, esta tercera generación del mundo del teatro, tiene el futuro muy bien asegurado con esta niña-mujer que tan bien se desenvuelve sobre las tablas de un escenario, donde solo nos hace falta ver la magia que desprende en la escena de la boda —una nueva genialidad de Irina a la hora de resolverla y planteárnosla— para darnos cuenta que lleva el gen de la interpretación dentro de ella. Difícil de olvidar ese perfil del pueblo serrano sobre el que sobrevuelan el novio y la novia en una coreografía para el recuerdo.

 
Bodas de sangre en la Sala Tribueñe de Madrid es una nueva demostración del talento que Irina Kouberskaya atesora a la hora de abordar los grandes clásicos de la dramaturgia del siglo XX, en una propuesta que aúna alegría y dolor, magia y ancestro como pocas veces volveremos a ver. Si ya han visto esta obra en varias ocasiones, no les preocupe, porque todo es distinto, por lo bello y armonioso en este montaje, donde hasta incluso la revisión del final, nos congratula con la última esencia del ser humano.
 

Ángel Silvelo Gabriel. 

sábado, 27 de diciembre de 2014

EL CUENTACUENTOS: HISTORIAS JUNTO A LA HOGUERA. POR MAR SOLANA

Este libro cuenta con ilustraciones en color y ventanas de texto interactivas. Está disponible para tablets Kindle Fire y para los siguientes dispositivos: tablets y teléfonos Android, y tablets iPad de Apple, equipados con el programa de lectura Kindle Reader.

Está recomendado para niños entre siete y doce años. Se incluyen orientaciones psicopedagógicas.

Bienvenidos a la Comarca del Draco. Al Bosque Azul de las cuatro ninfas, la Tierra Mágica repleta de sueños de Papel y Lápices de colores, el lugar donde vive...

El mago Lumbrel, el más prestigioso cuentacuentos de toda la Comarca, y sus cuatro ninfas: Eolina, Daphne, Samdra y Ondina que también cuidan del Bosque Azul. Eolina vive en las ráfagas de don Viento y en la suave brisa de Aire, Ondina en los vaivenes de doña Agua, Daphne cuida de todos los Árboles, Plantas y Flores y Samdra...

Cuando don Sol, ese enorme balón amarillo, se va a dormir y doña Luna sale a cuidar de sus hijas, las traviesas Estrellas, las cuatro ninfas y Glïky, el duendecillo gruñón de las botas rojas y guardián del Bosque Azul, se reúnen con el mago junto a la Hoguera. Samdra, la Ninfa que vive en los destellos de don Fuego, prende las llamas cada noche con sus dedos mágicos... Y así, mientras tú duermes, ellos escuchan una de sus asombrosas historias y...

¡Estad atentos porque sabe muchas!

En este libro de cuentos vas a encontrar algunas chispeantes narraciones del mago Lumbrel. Hallarás ese aspecto entrañable de las fábulas de siempre, como las de Esopo o los hermanos Grimm, capaces de contagiar con su magia e ilusión a grandes y pequeños o de rescatar ese "niño interior" que todos llevamos dentro. ¡Vamos, no seáis tímidos!

Id pasando...

Kity (la mariquita olvidadiza), Tatú (el legendario elefante), Marla, el señor Pika Josso, Río y Pandora (los conejos más valientes), doña Nube, Violeta, Flora, Trompita, el mago Lumbrel, las cuatro ninfas y Glïky, el duendecillo gruñón de las botas rojas, os esperan junto a su Hoguera del Bosque Azul, en la Tierra Mágica de la Comarca del Draco. En un lugar encantado con árboles que dan manzanas de caramelo y nubes de algodón de azúcar, ¿quieres probarlas?, ¡están deliciosas!

Conocerás a Kity, la mariquita que no sabe recordar. O adivinar por qué Tatú, nuestro legendario elefante, está tan enfadado y ya no quiere divertir a los niños. O ver qué le sucede al Globo Violeta cuando se pierde en una terrible tormenta... Descubrir cuál es el maravilloso secreto de Río y Pandora, los conejos más valientes del mundo. O por qué está malita Flora y dónde se esconde el abejorro Trompita, solo él puede sanarla para que luzca otra vez bella y radiante en el Bosque Azul...

¿Te vas a perder todas las sorpresas que te esperan al poder interactuar con los dibujos de Kity, Tatú, Marla, el señor Pika Josso, Río y Pandora, doña Nube, Violeta y Flora y Trompita?


Ya a la venta en Amazon:
http://www.amazon.es/El-Cuentacuentos-Historias-junto-hoguera-ebook/dp/B00R05L08E/ref=pd_rhf_cr_p_img_3
 

KIKE TORMENTA.- SUSURRARON ALGO (CANCIÓN BENÉFICAPARA IGUALDAD ANIMAL)



 
El pasado 24 diciembre se publicó un nuevo single de Kike Tormenta coincidiendo con el inicio de las fiestas navideñas. 
 
La canción, con el nombre de Susurraron algo”, se hará pública en formato videoclip y los beneficios de la venta de la canción en su edición digital irán destinados a la organización Igualdad Animal.
 
En este link puedes ver el videoclip de la canción:
 
Ya puedes reservar la canción Susurraron Algo de Kike Tormenta, en alta definición y acompañada de un pack complementario con portada, letra y fotos en formato digital a un precio de 2€. Los beneficios de dicha venta estarán destinados a apoyar económicamente el trabajo de investigación y la lucha por los derechos de los animales que la organización Igualdad Animal lleva a cabo. 
 
Dale al link de abajo y sigue los pasos, realizando el pago bien con tu cuenta de paypal bien con tu tarjeta de créditoy a partir del 24 de diciembre recibirás el pack en tu correo electrónico:entra y descubre los motivos que llevan a este artista a remover conciencias en estas fechas 
 
 

martes, 23 de diciembre de 2014

MR. TURNER, DE MIKE LEIGH: LA INCESANTE BÚSQUEDA DE LA LUZ


Olvidarse del mundo y entregarse a una obsesión que te moldea la vida, y lo que es peor, los sueños, te deja la piel, la mirada y los sentidos marcados para siempre. Hay una última necesidad de escapar de todo aquello que le rodea en Turner, pues nadie le puede dar aquello que realmente busca, salvo la fuerza interior que le mueve a cambiar la realidad del mundo que le tocó vivir, y él lo hizo a través de la incesante búsqueda de la luz. Sus cuadros que, cada vez más, solo anhelan el detalle, la insinuación o esa evanescencia que nos permite reinterpretarlos bajo la lupa de los sueños, se dieron de bruces con una sociedad y unos individuos que todavía no estaban preparados para romper las normas clásicas del mundo del arte, pero tampoco las de las costumbres que regían las buenas maneras de la época. De ahí, que esa soledad autoimpuesta, no fuera bien entendida por sus contemporáneos; y mucho menos sus faltas de respeto hacia el prójimo (véase el caso de su criada), lo que retrata muy bien Mike Leigh que, lejos de situarse en la vertiente más poética de su pintura, nos muestra al personaje tal y como realmente fue, creando una película sin estridencias y muy comedida en lo biográfico, pero con momentos para el deleite visual cada vez que nos muestra los lugares a los que acudió Turner para tomar los apuntes de algunos de sus cuadros más famosos, lo que además, nos habla y muy bien, de la fotografía y la luz de todo el film, porque esa necesidad última de la belleza aquí solo es plástica y no verbal o formal. Sin embargo, hay que agradecerle a Mike Leigh su empeño en mostrarnos esa abrupta dualidad entre persona y artista, pues con ello, nos proporciona un dibujo más completo del protagonista. Turner fue un hombre entregado a una causa: su pintura. Lo que nos queda muy claro cuando le vemos tomar apuntes de sus cuadros en sus famosas libretas, para a partir de ellos, componer grandes obras pictóricas en su estudio, de ahí, que la ausencia de palabras sea una de las constantes del film, que en este sentido, tiene que basarse mucho más en los gestos y en los ruidos que emite el pintor, lo que nos muestra los problemas que el artista tenía para comunicarse. Encerrado en sí mismo y en una lucha constante entre la aceptación de sus colegas y su motivación por la búsqueda de otras fórmulas pictóricas, no deja de ser curiosa su relación con el resto de pintores de la época, todavía anclados en las formas más clásicas de la expresión pictórica. Sin embargo, rezuma en casi todos ellos el respeto hacia una obra distinta, llena de una fuerza evanescente y precursora del impresionismo.
 

Esa necesidad en Turner de atrapar la luz tal y plasmar cómo se propaga por el aire para encontrar la última verdad del alma es, sin duda, lo mejor de la película y el leitmotiv de la misma que, Mike Leigh, ya nos deja claro en la primera escena, cuando justo antes del amanecer nos muestra al pintor —siendo su voluminoso cuerpo el único elemento que rompe la linealidad del horizonte— tomando apuntes de la llanura de los Países Bajos; un lugar donde el sol no encuentra ningún obstáculo a la hora de mostrarse. «El sol es el verdadero Dios», nos recuerda Turner antes de morir que, como un guerrero que no sabe hacer otra cosa salvo luchar, se enfrenta al sol y al horizonte desde el primer rayo que el astro emite en la mañana. Esa incesante búsqueda de la luz es la esencia y la razón de ser de este film, que no busca mostrarnos un personaje simpático y bonachón, sino mostrarnos esa dualidad que tantas veces se da entre el artista y su obra, y en Mr. Turner asistimos a una nueva prueba de ello. Aquellos que vayan al cine esperando ver el sublime éxtasis compositivo de sus cuadros bajo una música envolvente que les recuerde, por ejemplo, al fuerza poética de la película Bright Star de Jane Campion que desistan del intento, pues la contención y la sobriedad de la que Mike Leigh hace gala a lo largo de las más de dos horas de duración de la película, no dejan espacio para la duda, porque Mr. Turner es una magnífica excusa para mostrarnos la incesante búsqueda de la luz; esa última necesidad de un artista que nos dejó grandes muestras pictóricas con las que deleitar a nuestros sentidos.
 

Ángel Silvelo Gabriel. 

lunes, 22 de diciembre de 2014

PROGRAMACIÓN TRIBUEÑE DICIEMBRE- ENERO‏


AGORAPHOBIA CONFIRMADAS PARA EL PORTAMÉRICA


DOS GRANDES ESTRENOS ABSOLUTOS EN LA PROGRAMACIÓN DEL TEATRO ARLEQUÍN EN ENERO DE 2015

El nuevo año nos regala el Homenaje Oficial a Manolo Escobar y el bautizo como actor teatral del televisivo Agustín Bravo

 

La programación del Teatro Arlequín para el próximo mes de Enero. Dos grandes novedades, la primera el musical homenaje a Manolo Escobar "Mi carro lo tienes tú" protagonizado por su hija Natalia Escobar y escrito por su sobrino y ahijado Gabriel García junto a Fran Arráez. Un musical que revivirá los mejores momentos de uno de los artistas más queridos de nuestro país.

Por otro lado el próximo 15 de Enero se producirá el estreno absoluto de "Los Gurús de la Crisis" en la que el televisivo Agustín Bravo realizará su primer papel protagonista en el mundo del Teatro. Una obra escrita por Cari Antón y dirigida por el también televisivo Pepe Ruiz.

Además una cartelera llena de comedia, danzas del mundo, programación familiar e infantil refrendando el nuevo espíritu del Teatro Arlequín Gran Vía que aúna la calidad con el precio asequible a todos los públicos.

 
En palabras de su sobrino y representante Gabriel García:

"Ocurre a veces en la vida que quien podría ser un simple artista acaba convirtiéndose en un icono social.

Y más excepcionalmente en un artista al que el público quiere como un familiar y marca la banda sonora de varias generaciones.

Ese es el caso de Manolo Escobar y por ello, ahora le rendimos un homenaje, cómo era él, lleno de humor y música.

Protagonizado por su hija y por quienes fueron más cercanos en sus últimos años.

Vuelve la alegría, sin problemas, porque al fin y al cabo... Mi carro lo tienes tú."

Días 2,3,4,9,10 y 11 de enero a las 18:30 horas.
 
Comedia musical, dirigida a todos los públicos, con un contenido de máxima actualidad y llevado desde la sutileza al público más exigente. El principal mensaje que hacemos llegar, es la soledad que hoy en día invade a las personas y que afecta sobre todo a las mujeres que pasan mucho tiempo solas, por lo que tienen que acudir a los programas de videncia, para que puedan ser escuchadas. Un tema tratado con mucho ingenio por la autora y llevado a la escena para el entretenimiento del público en general.
Por su formato, se puede representar en cualquier espacio escénico y no precisa de unas necesidades técnicas concretas, por lo que es ideal para pequeñas poblaciones también.
Su director, Pepe Ruiz, ha querido que desde la comedia pueda llegar el mensaje a un mayor número de público y ha cuidado hasta el más pequeño detalle.

Su autora y actriz Cari Antón, ha conseguido que con un diálogo actual y delicado, que el público pueda desgranar toda la obra a medida que se desarrolla, así como sorprenderse con su final inesperado, Iván Calderón, polifacético actor de teatro clásico transmite la pícara personalidad que el personaje requiere, Yolanda Gaviño, hace llegar su arte a través del baile y nuestro querido Agustín Bravo, conocido por todos en su faceta de presentador de tv y que nos va a sorprender en su nueva etapa como actor.

Jueves de enero a las 22:00 horas.
 
Para que te hagas una idea, todo transcurre en un baño y es una conversación entre mujeres. Si eres mujer, quizá hasta te imagines de que hablan. Quizá hasta te sorprendan. Si eres hombre, seguro que estás deseando averiguarlo .¿Y si te damos la opción de mirar por esa cerradura?

Un texto escrito por una mujer, a la que Gabriel Olivares dirigió en Francia en "Mi primera vez". Se llama Astrid Veillon.

Un montaje adaptado por dos mujeres, Beatriz Santana y Pilar Gutiérrez.

Un espectáculo protagonizado por mujeres. ¡Vaya por dios!!!

Y todo esto, dirigido por un hombre: Gabriel Olivares.

A lo mejor estás más cerca de este "universo" de lo que te crees.

"En el baño" es un juego de seducción en si mismo, una metáfora de la vida, un escondite, un trabajo de introspección y todo un tratado sobre el ser humano. Todo ello bañado, y nunca mejor dicho, de un humor inteligente y cañero. Y de muchas, muchas, muchas burbujas. Un baño es lo que tiene.

Viernes y sábados de enero a las 21:00 horas.
 
!!Y COMO NO¡¡ Nuestro buque insignia sigue el mes de Octubre todos los viernes y sábados a las 23:00 horas y con artistas invitados en "La golfa" los sábados a las 00:45.

sábado, 20 de diciembre de 2014

ELÍAS GOROSTIAGA, TIERRA DE INVIERNO: LA GEOGRAFÍA DEL SILENCIO


La espesura de la niebla lo esconde todo, excepto la caja que mueve las alas del corazón. Hay que desafiar al auténtico sentido de la derrota para atravesar su fina capa y adivinar la luna, la lengua de plata para el finísimo sentido de un niño pobre. Luego ya nada importa, como la sangre congelada de los muertos, pues una vez que abandonas el páramo, los chopos, los búhos..., el día, la noche..., la abuela, la madre..., el humo espeso del cigarro, nada, nada, nada tiene sentido: «¡Qué negra es la piel de los árboles cuando se han ido todos!». El mundo que se nos describe en Tierra de invierno es real e imaginario a la vez, como solo se puede ser príncipe y rana en un mismo cuento, solo que esta vez dentro de esa infinita capota que lo cubre todo: la niebla; una niebla que describe las fronteras de la geografía del silencio. Los sonidos nos ayudan a entender una parte de la vida, esa que transcurre más allá de nuestros sentidos, pero los silencios nos invitan a la espesura de los discursos interiores, esos que, como pájaros, anidan dentro de nuestras entrañas. Pájaro incierto el de la soledad taimada que espera nuestros descuidos para filtrarnos las imágenes ya olvidadas, pero todavía intactas en el mapa genético de nuestras sensaciones. El olor, el sabor, el color de aquellas primeras cosas que yacen en los posos de la última taza de café olvidada en el fogón de nuestros recuerdos, ahí es donde van a parar los primeros destellos de nuestra vida. Arqueología de la memoria nos dice su autor que, como caminos por los que hace mucho tiempo no transitamos, se abren paso a través de nuestros anhelos. Escribir en verano sobre el invierno. Hacerlo del desierto en una ciudad inundada de coches. ¡Qué más da si todo se reduce al espacio de los sueños!:  «nada es tan profundo como el vacío en el invierno». Imaginamos lo que no vemos y recreamos aquello que ya no volverá, en una especie de juego de la tómbola donde siempre hay un premio: el del recuerdo de aquellas imágenes que, con el paso del tiempo, nos convirtieron en lo que somos. Raíces trasplantadas en la letanía de la geografía del silencio que, simplemente, transmutan en un árbol perdido en las entrañas de una tierra que no conoce porque no es la suya, pero que al final siente como propia porque es a la que un día decidió ir. Allí donde fue a parar, una vez que las raíces vuelven a crecer, el árbol es consciente que ya no es posible volver atrás, y que solo podrá hacerlo de nuevo a través de los recuerdos reconvertidos en imágenes atenuadas por esa fina niebla que nos adormece los sentidos, los colores, los olores y las imágenes de unos espacios que, aunque sean reales, ya solo son oníricos, como la falsa virtud de nuestros antepasados.
 

Tierra de invierno es como ese camino que se abre paso a través de las entrañas del páramo, agrietado y duro por la omnipresencia de una escarcha milenaria e infinita que, cual plaga bíblica, no despega su maldición del suelo. En esa tierra dura es donde se rompen los terrones a golpe de maza mientras el zurrón y la bota de vino esperan su turno, justo cuando el cigarro apagado se caiga de los labios amarillentos por el humo del día a día que, como una hoguera sin leña, surca los límites del horizonte. Ahí es donde esta tierra de invierno se detendrá mientras que observa el castillo que domina la única loma; una fortaleza que nadie habita y a la que nadie quiere conquistar, porque el destino de esta nueva ruta de pasos perdidos es otro. En el silencio del páramo aún nos quedará tiempo para regresar a ese bosque que nos llevará hasta nuestra verdadera casa. Justo a ese lugar donde los leños se estremecen por el calor de un fuego milenario e infinito y en el que esperamos reencontrarnos con quien fuimos a buscar: «Y cuando vuelvo, yo/ solo veo un único paisaje. Me acuerdo de mi madre».

 
Ángel Silvelo Gabriel.

viernes, 19 de diciembre de 2014

FRAGMENTOS: MIS MEJORES LECTURAS DEL AÑO 2014

Este año para mí será el año de John Keats, pero mi novela, como es lógico no entra en esta lista, absolutamente subjetiva, que no tiene ningún valor, más allá del afán por resaltar aquellas novelas o libros de relatos que más me han impactado como lector. Esta lista no guarda ningún orden de preferencia o distinción, y simplemente, si unos libros aparecen antes que otros es porque los he leído con anterioridad. Así, su orden es el cronológico de mis lecturas. Lecturas equivocadas, añado; un matiz que todos aquellos que ya se hayan acercado a la antología de relatos de la Generación Subway sabrán por qué las llamo así. La literatura nos cincela nuestros días y nos va dibujando la silueta como el mejor de los escultores posibles, y cada uno de nosotros, somos el compendio de muchas circunstancias vitales, y nuestras lecturas es una de ellas. Por razones obvias me he saltado los libros de mis compañeros de viaje en la editorial Playa de Ákaba que, este año, han ocupado una buena parte de mis viajes literarios de ida y vuelta en el metro de casa al trabajo y viceversa; un conjunto de escritores que, como nuevos conquistadores, han conseguido llegar a la orilla de una playa desde donde ver un nuevo horizonte. Uno, que ya ha llegado a la orilla, ahora espera no cegarse con la luz que cada nuevo día alumbra la hazaña propia en forma de libro publicado, y simplemente, espera paciente a todos aquellos que poco a poco se irán sumando a quienes ya lo conseguimos.
 
 
JOHN WILLIAMS, STONER: LAS RAÍCES DE LA VERDAD SOBRE LA VIDA
Este, sin duda, es el mejor libro que he leído en todo el año, y para mi suerte, mi primera lectura del 2014, aunque su publicación sea anterior. Leyendo este último libro de John Williams uno cree acariciar es otra realidad que marcha a oscuras sin que nosotros sepamos salir de ella. La estoicidad del protagonista de esta novela ante las adversidades y pruebas que le va presentando la vida, me recuerdan mucho a esa Alice Munro callada que, haciendo caso omiso a los silencios de la vida cotidiana, creó todo un imperio literario a través de sus relatos. Aquí, John Williams se arma de valor y escudriña con todo el miedo del que es capaz de afrontar, las raíces de la verdad sobre la vida. Como dije en la reseña de esta novela: "en ciertas ocasiones la vida se comporta como un manto invisible que nos aísla de los demás, y nuestra única salida es la del héroe anónimo e invisible que lucha contra ese persistente elemento del que no sabemos zafarnos. Sin embargo, lo que desconocemos, es que ese gesto de heroicidad también es anónimo e invisible, porque la lucha no es solo contra el elemento persistente que nos aísla, sino también contra nosotros mismos, pues en nuestras coordenadas biológicas tenemos remarcada (en un fuerte color rojo) la invisibilidad del anonimato universal. En esta novela, las raíces de la verdad sobre la vida se dan la mano con el daño universal que impregna a la dureza, el hambre, la resistencia y el dolor en cada uno de los actos biográficos de Stoner; un protagonista que representa como nadie la figura del antihéroe, pero que, como todo gran personaje literario que se precie, sale triunfal en su lucha por la supervivencia. No hay nada más bello que sostener la propia existencia bajo el signo de aquellos valores que nos hacen ser mejores cada día; esos valores tan profundamente olvidados por la sociedad actual. En este sentido, el trabajo, el sacrificio y la renuncia, son algunos de los principios que impregnan el carácter de un hombre que, para salvarse a sí mismo, y a los que conviven con él, se refugia en la literatura. Aquí, una vez más, la literatura es un bálsamo con el que intentar curar las heridas de una cotidianeidad árida y cruel para, entre otros, con el más puro de los sentimientos humanos: el amor".
 
THOMAS WOLFE, ESPECULACIÓN: UN EVOCADOR RETRATO DE LA PÉRDIDA DE LOS SUEÑOS
Thomas Wolfe es el escritor por excelencia de la evocación y de la melancolía, pues en muy pocas palabras, nos hace sentir esa envidia sana de haber escrito lo que él escribió, y por encima de eso, de la forma en la que él lo consiguió, como en su día muy bien apuntó Jack Kerouac. En este sentido, la narrativa presente en Especulación es intensa, melancólica y desgraciadamente actual, adjetivos que son solo pequeños retazos de la fuerza que en sí misma tiene la prosa de Thomas Wolfe. Sus palabras, sus frases, sus párrafos, las imágenes que nos proponen y los sueños que engendran son un evocador retrato de la pérdida de los sueños, porque por encima del drama de la codicia tan presente en la novela, a través de su lectura asistimos también a esa otra pátina que atesora el ser humano, la del poder de los sueños. Atrapar el pasado y con él parte de nuestra vida se convierte para John, protagonista de Especulación, en el fin más importante de su existencia. Recordar su pasado es encontrase a sí mismo, pues con ello, podrá afrontar mejor su futuro. Nada más evocador que un tren, su silbido, el humo de la locomotora o ese travelling infinito a lo largo del vasto territorio de los EE.UU., para sentir, y hacernos sentir, que la vida pasa rápidamente y que necesitamos de los recuerdos para seguir viviendo. Sin embargo, no hay una mayor pesadilla que despertarse y enfrentarnos a un mundo sin recuerdos, que es justo lo que le ocurre a John, protagonista y narrador omnisciente de la historia que se nos cuenta en Especulación, porque la banal excusa del progreso basado en la especulación urbanística que llena de dinero los bolsillos de unos cuantos (efímera y falsa felicidad) no es suficiente para convocarnos entorno al progreso, pues ese arma de doble filo, borra del perfil de nuestra memoria las imágenes de nuestros recuerdos, esas que necesitamos para de vez en cuando acunar a nuestros sueños. ¿Y ante esa locura colectiva qué podemos hacer?, cabría preguntarse. Desgraciadamente nada, pues un hombre solo no puede derrotar a toda una ciudad y a ese sentimiento tan mezquino que la arrogancia de la codicia. No hay nada más triste que comprobar que los comportamientos de los seres humanos se repiten cíclicamente sin la aparente posibilidad del aprendizaje de los errores pasados. De ahí, que la única solución sea coger de nuevo el tren para que nos lleve a otras ciudades y a otros lugares, donde la luz que nos ilumine sea la de un farol que alumbra de una forma tenue la calle, para de esa manera, hacernos creer que estamos en el lugar adecuado; ese lugar en el que de vez en cuando necesitamos perdernos para reconocernos a nosotros mismos”. 
 
 
CARLOS CASTÁN, SOLO DE LO PERDIDO: LA ENCRUCIJADA DE LOS DESEOS ROTOS
Para muchos, Carlos Castán es uno de los mejores cuentistas vivos que hay en España, y este libro es el mejor reflejo de esa afirmación tan categórica como cierta. Yo retraté así este maravilloso libro de relatos: ¿qué rastro queda de nuestras vidas?, si acaso una sombra que desaparece al instante, en ese efímero momento en el que aceleramos el paso. De ahí, que acaparar recuerdos sea tan difícil como reconstruir nuestros sueños a través de unas sombras que se nos escapan de las manos cual fugaz deseo. Solo de lo perdido es eso y mucho más, porque también podríamos decir que los cuentos de este libro son lo más parecido a la encrucijada de los deseos rotos, como rotos son también esos anhelos no cumplidos en un día de Reyes. A pesar de todo, la vida es un regalo y, en cada uno de nosotros existe la posibilidad –por muy pequeña que sea esta– de modelarla a nuestro modo y manera. Castán se refugia en la melancolía más intensa para darle forma a las múltiples existencias que crea, preñándolas de ojos imposibles, medias de cristal, miradas perdidas… y esa última necesidad de poseer los deseos. Es por eso, que sus personajes siempre andan buscando lo imposible, esa nada que no existe, pero que para los protagonistas de sus historias es lo más importante de la vida; esa vida que transcurre en pequeños instantes como nos recordaba Paul Bowles cuando nos decía: “...todas las cosas ocurren solo un cierto número de veces, en realidad muy pocas. ¿Cuántas veces recordarás cierta tarde de tu infancia, una tarde que es parte entrañable de tu ser y que no puedes concebir siquiera tu vida sin ella? Quizá cuatro o cinco veces más. Quizá ni eso...”. La prosa de Castán es bella y sublime como pocas, enterrada en las raíces de, por ejemplo,  Marguerite Duras, y esa musicalidad del amor que empuja y se retira como una ola que nunca se cansa de batir su silueta en la misma playa”.
 
CHRISTOPHER MORLEY, LA LIBRERÍA AMBULANTE: UNA GRAN AVENTURA ENTORNO AL MUNDO DE LOS LIBROS
Hay que darle las gracias a Christopher Morley por colocar de protagonista de esta deliciosa historia a los libros. Los libros como la mayor de las excusas de una vida y de una forma de entender la existencia, y él, de una manera, tan asombrosa como sencilla, lo consigue, pues nos mantiene, atentos, a todos y cada uno de los sucesos de esta maravillosa librería ambulante. A mí, su lectura me produjo esta impresión: “nunca somos conscientes de dónde se encuentra el día en el que todo cambia. Aquel, en el que las sombras en las que nos hallamos metidos de una forma perenne desparecen de repente y todo se convierte en luz. Sombras y luz, vida y renuncia, miedo y misterio se agolpan en nuestras biografías hasta que algo cambia y ese muro de contención que nos mantenía ciegos se derrumba. Entonces, nuestra mirada hacia el mundo se vuelve otra, como si acabásemos de nacer mucho tiempo después de salir del vientre de nuestra madre. Esa especie de nuevo alumbramiento resulta mágico si viene acompañado de los libros. Libros como forma de vida, como medicina que cura el cuerpo y el alma, como alimento a un estómago hambriento pero a la vez agradecido. Ese amor infinito por los libros y la literatura es con el que Christopher Morley impregna cada hoja de esta pequeña joya literaria. Ese Quijote americano que es Roger Mifflin es una fuente inagotable de dicha ante los contratiempos, ese foco de luz que todos necesitamos en nuestras vidas, y en el que el narrador deposita la varita mágica de los sueños. Nadie que comience a leer La librería ambulante podrá dejar de soñar y sentirse bien consigo mismo, pues en esa gran capacidad evocadora y de ensoñación que nos proponer el narrador uno llega a ser feliz. Feliz porque sabe que otro mundo es posible. Feliz porque no hay nada mejor que regalar al prójimo un poco de vida a través de los libros. Y eso es lo que hace Mifflin con su Parnaso, iluminar a esa América profunda donde como un microcosmos del mundo descansa y se dibuja lo mejor y lo peor del ser humano. Mifflin es ese gran maestro de ceremonias de esta gran aventura entorno al mundo de los libros, cuyo contrapeso magistral y único encuentra su ser en Helen McGill, que representa como nadie la bondad de las gentes sencillas que a su vez poseen un gran potencial dentro de sí mismas, los que las convierten en la mejor versión del todo es posible. Helen es esa especie de asidero que toda aventura precisa para seguir adelante y llegar a buen puerto, y de ese modo, se convierte en la heroína que toda novela de aventuras debe de tener. Con una sencillez apabullante, pero con una precisión de gran maestro, Christopher Morley nos hace reír y soñar como a niños, y se divierte con nosotros y nos traslada a esas rendijas del alma humana que nos hacen concebir la vida como algo único y maravilloso. Sencillamente genial”.
 
ANDRÉS ORTIZ TAFUR, CAMINOS QUE CONDUCEN A ESTO: LAS RENDIJAS POR DONDE SE ESCAPAN LA SILUETAS DE LOS SUEÑOS
De este escritor y de su forma de ver y entender la literatura ya lo he dicho casi todo. Si algo queda por decir, dejo aquí el inicio de la reseña que le hice cuando leí su increíble, por majestuoso, libro de relatos Caminos que conducen a esto. Andrés Ortiz Tafur dejó la vida que llevaba para retirarse a la sierra jienense a escribir. El resultado de sus primeras pesquisas son este conjunto de relatos: “la necesidad de soñar es inherente al ser humano, si no, ¿de qué valdría vivir una vida apegada a esa realidad de la que tanto renegamos? Andrés Ortiz lo sabe muy bien y nos regala veinticuatro bocados de aire fresco en los que el ser humano se enfrenta a su otro yo, ese que nos aguarda cuando estamos solos sin poder dormir bocarriba en la cama, o ese que nos aborda cuando nos proponen aquello que nunca imaginamos que podría tener cabida en el mundo real. Andrés Ortiz juega a repreguntarse la vida desde el otro lado, ese en el que no se despacha más que bebidas sin razón aparente, pero con una aplastante humanidad que, en ocasiones, nos deja sin aliento. Ese es uno de los grandes aciertos de esta recopilación de relatos: la sorpresa, la diferencia, el hacernos encontrar bien ante un hombre color azul cobalto de una estatura visiblemente inferior a la normal... ese otro mundo es el que presenta este relatista jienenses como una suerte de caminos que conducen a esto de una forma tan natural, que no pretende asustarnos, aunque sí sorprendernos. A través de sus palabras, revivimos de una forma sencilla la necesidad de cambiar la realidad, por ejemplo, a través de una naranja de cuya cáscara es blanca, o con esa mujer barbuda que el destino la hace, esta vez sí, enfrentar sus sueños como ser individual frente al resto de los sueños del mundo. Porque, ¿quién no ha tenido el miedo a que nos rompan el molde de las reglas y de esa forma derribar nuestro sueños?”
 
VICENTE VALERO, LOS EXTRAÑOS: RECONSTRUYENDO LAS BIOGRAFÍAS DE LOS RECUERDOS
Uno de los libros del año, según los eruditos que se dedican al mundo de la reseña literaria, y que contiene esa necesidad de dar vida a aquellos que, por unas u otras razones, son seres anónimos. Esta reconstrucción de la memoria es un empeño que Vicente Valero consigue con grandes dosis de maestría literaria: “el acierto de Vicente Valero a la hora de plantearnos cada una de las historias, es el de mostrárnoslas a través de una tensión narrativa, que en forma de enigmas, el narrador nos va resolviendo a medida que avanza la lectura de cada uno de los relatos, para de esa forma hacerse con la atención de lector hasta el final. Las tres primeras: Breve historia del teniente Marí Juan, Reaparición y muerte de nuestro tío Alberto, y Danzas y olvidos del artista Cervera, tienen una estructura similar, pues todas ellas deviene en dos partes, en las que las primeras siempre son el foco de atención que sitúan al lector dentro del personaje, y las segunda, donde Valero da una salida o solución a cada una de las vidas planteadas que, al hacerlo de una forma amena y muy cercana, hacen que el lector se identifique con facilidad y naturalidad con aquello que le están contando. Este rescate de la memoria tiene un ingrediente más sentimental o melancólico en la última de las historias, La tumba del comandante Chico, donde el relato de Valero nos recuerda a las partes de la reconstrucción de pasado que Javier Cercas adoptó en su famosa novela Soldados de Salamina. Esa recreación de una vida que acaba en el mayor de los olvidos, se transforma aquí en una reivindicación sin tapujos de este extraño que, a pesar de sus dotes para haber sido una eminencia de su tiempo, acaba difuminado (por sus ideales) en una biografía de perdedor. Un perdedor que por arte de la literatura, en este caso, se convierte en la viva imagen de aquellos héroes anónimos que dejan de serlo cada vez que alguien se acerca a leer su particular historia”.
 
IRÈNE NÉMIROVSKY, LOS BIENES DE ESTE MUNDO: UNA GRAN NOVELA-MUNDO
La gran dama de las letras ucranianas, francesas y europeas, en esta novela nos demuestra todas y cada una de las huellas que plasmará en su obra maestra, Suite francesa. Los bienes de este mundo es una de esas ocasiones en las que un lector se siente reconfortado con la lectura. “la habilidad y maestría con la que Irène Némirovsky es capaz de convertir vidas de personas particulares y anónimas en grandes epopeyas de la vida y del ser humano no deja de sorprendernos, por mucho que sepamos y conozcamos la habilidad de la escritora ucraniana a la hora de retratar lo realmente importante. Esa capacidad de síntesis, aparte de mantenernos en tensión durante la lectura del texto, nos proporciona casi sin enterarnos esa panorámica única y cenital del ser humano. Los hechos que se narran en Los bienes de este mundo están escritos casi a la vez que sucedían en la realidad, y esa translación mágica del espacio-tiempo, Némirovsky la maneja magistralmente. De ahí que asistamos, casi sin mediar palabra, a la narración de las vidas de una familia burguesa de la Francia del norte, de la mano de los convulsos acontecimientos que vivió Europa en la primera mitad del siglo XX, alcanzando grandes cotas narrativas, justo las anteriores a las que para los críticos es su obra maestra, Suite francesa. Ese nomadismo sentimental y terrenal que nos muestra la autora —y al que ella no es ajena— nos dibuja un mapa de alteraciones vitales difícilmente superables, pues es capaz de retratarnos con una fidelidad pasmosa el devenir y los pensamientos de Pierre, un joven que, con el paso del tiempo, se convierte en un hombre maduro, o el de una mujer, Agnés, que ha vivido y vivirá solo para el amor del que al final ha sido su marido. Pero no se nos debe olvidar que, en ese baúl, también podemos introducir la avaricia del patriarca de los Hardelot o su ceguera sentimental, pues su egoísmo es tan opaco como la luz dentro de una cueva. Una semblanza que también se retrata a la perfección en el personaje de Simone, víctima de su propia codicia y de la asunción de un destino que por sí misma nunca podría haber conseguido, lo que la lleva a representar a la venganza. La tercera generación, sí, porque en esta novela-mundo cabe todo, nos vuelve a mostrar esa condena a la que está supeditado el ser humano, pues los errores de Guy y Rose, son muy parecidos a los de sus padres, y a buen seguro, a los que cometerán sus propios hijos años más tarde. El ser humano es una especie de de hámster condenado a dar vueltas hasta el final de sus días en una eterna rueda que no es capaz de adivinar otro movimiento que el del giro sobre sí mismo”.   
 
Ángel Silvelo Gabriel.

PRIN´LALÁ: : LA VOZ DE LA CONCIENCIA, NUEVO VÍDEO PARA LA CANCIÓN PEPITO EL GRILLO


 
Grabado en estudio eureka y con la inestimable colaboración de Pablo Novoa (Golpes Bajos), en las guitarras, Vacas ha escogido para este artefacto sonoro una canción que nació de una de las reuniones más inopinadas del pop español: la de dos figuras de tan distinto origen, destino y estilo como las de Germán Coppini y Nacho Cano: ni más ni menos que Pepito Grillo.

Canción: Pepito el Grillo (Germán Coppini/Nacho Cano) por Prin´LaLá
Vídeo:
Dirección: Laura Martínova / Edu Pérez
Reparto: Maria de Medeiros, Cristina Pineda, Daniel Jacobs, Josep Maria Mas.

www.eureka-music.com

BAUER EN CONCIERTO PRESENTA "AZUL ELECTRICO/// VIERNES 19 DE DICIEMBRE A LAS 22:30 /// SALA DELUXE POP CLUB (VALENCIA)) /// ARTISTA INVITADO: SUPERMOSCA‏


DENIRO EN CONCIERTO PRESENTA "SUEÑO QUE ARDE" /// VIERNES 19 DE DICIEMBRE A LAS 22:30 HORAS /// SALA BLUE MOON- COLMENAR VIEJO (MADRID) /// ENTRADA LIBRE‏


jueves, 18 de diciembre de 2014

PAZ MARTÍN-POZUELO, EL MÁS HERMOSO DE LOS MILAGROS Y OTROS CUENTOS DE MUJERES: HISTORIAS DIBUJADAS CON EL ALMA


Al contrario de lo que ocurre en el último relato de esta recopilación de cuentos de mujeres, el sol se pone tras el horizonte mientras imagino las palabras que van a adornar las semblanzas de unas vidas que nadie antes quiso contar hasta que encontraron la voz reconvertida en palabras de Paz Martín-Pozuelo. Historias de vidas y retazos de recuerdos que intentan recuperar la tradición oral de la transmisión de sentimientos y vivencias. Una técnica narrativa que ya está presente, por ejemplo, en Las mil y una noches de Shecherezade, pero que también empleó Paul Bowles con Mohamed Mrabet y Mohamed Choukri. Aquí, sin embargo, Paz Martín-Pozuelo escarba en todas aquellas voces que le traen recuerdos; resonancias que, como una gigantesca campana de cristal, convierten historias antiguas en palabras nuevas recargadas con esas grandes o pequeñas dosis de literatura a veces necesaria para recubrir la realidad, evocadora e incandescente unas veces, aterradora y cruel otras. Todas estas enseñanzas de vida guardan un tesoro en forma de giro final, que se torna mágico y trascendente casi siempre, aunque en ocasiones también resulta cruel y demoledor. Lo mejor de estas piezas de vida son sus finales, muy bien resueltos por su autora, pues nos dejan con esa incertidumbre necesaria a la hora de replantearnos la vida, nuestra vida. De todas ellas, me quedo con la primera, Magdalenas de barro, una pequeña obra maestra que juega muy bien con la tensión y la técnica del relato corto, donde la muerte de la madre contiene un trasunto metafórico digno de las mayores de las alabanzas; sencillamente genial. Algo que también atesora, aunque de una forma menos contundente, el segundo de los relatos, El secreto del tío Ángel, donde la metáfora de la lumbre se convierte en el mayor de los enigmas y de los sentimientos posibles dentro de lo que llamamos vida. En este sentido, cabe decir que, en esta colección de relatos, el fuego se transforma en la mejor de la comparaciones de la existencia del ser humano, pues cada vez que se evoca, inicia de una forma incierta la senda de una nueva historia que late casi por inercia, pero que a medida que avanza, coge la fuerza suficiente como para traspasar el miedo a romper las entrañas de aquellos miedos que nos matan poco a poco sin darnos cuenta y nos derrumban como si cayéramos en la más profunda de las simas, pero que al final, se vuelve a calmar para terminar en esa paz infinita que simbolizan las ascuas de una hoguera. Fuego como fuente de vida, pero a su vez como milagro al que acogerse y como reto en el que inmolarse para volver a renacer; todo cabe dentro de esa metáfora flamígera. Hay mucha necesidad de volver a ser de nuevo en la mayoría de los personajes de este El más hermoso de los milagros. Necesidad de vivir una vida más acorde con los sentimientos que nos mueven en el día a día, donde la mentira, el rencor y ese miedo que es capaz de convertirse en el peor de los ogros, sea solo un mal recuerdo.
 

Paz Martín-Pozuelo consigue aquello que se propone al iniciar el camino de la ausencia del silencio, pues sus palabras son ese altavoz que otras mujeres no llegaron a encontrar, y que ella, atenta y tenaz, ha rebuscado en el fondo del cofre de sus recuerdos. Recuerdos de niña silenciosa, de joven inocente y de mujer valiente que al alcanzar ese zenit de la vida donde ya casi nada importa, salvo aquello que de verdad es importante, se muestra decidida a dar voz a esas personas atrapadas por el sello milenario que enmudece al mayor de los ecos y se resigna al silencio. Esa recuperación de las costumbres y la transmisión oral de los sentimientos y del último significado de la vida, son como esa llama que se apaga y se vuelve a encender en ese infinito juego en el que la palabra siempre es el testigo de la humanidad. Ahora que parece que se nos quiere imponer la palabra-tecla por encima de la palabra-rasgo, en estos cuentos aún somos capaces de acariciar ese dibujo que las palabras trazan sobre una hoja de papel que, según van avanzando, buscan la última certeza de la vida, como si todo se redujera a el más hermoso de los milagros.
 

Ángel Silvelo Gabriel. 

ESTRENO ABSOLUTO DEL HOMENAJE OFICIAL A MANOLO ESCOBAR

El Teatro Arlequín Gran vía estrena el musical homenaje oficial a Manolo Escobar "Mi carro lo tienes tú"

Un texto excrito por, su sobrino y manager, Gabriel García con la colaboración de Fran Arráez en el que se homenajea a una de las figuras artísticas más queridas de nuestro país.

El próximo 26 de Diciembre y dentro de la programación navideña del Teatro Arlequín Gran Vía se representará "Mi Carro lo tienes Tú" el musical homenaje a Manolo Escobar protagonizado por su hija Vanessa Escobar acompañada de Luis Muñoz Palomar, Natalia Mellado (quien acompañó a Manolo en sus últimos años en escenarios) y Carlos DeLuna. Un homenaje escrito por su sobrino y manager Gabriel García y que supone el más emotivo homenaje a la figura de la voz de oro de nuestro país cuando se ha cumplido el primer aniversario de su fallecimiento.
 
"Mi carro lo tienes tú" puede verse los días 26,27 y 28 de Diciembre y los días 2,3, 4,9,10 y 11 de Enero a las 18:30 horas en el Teatro Arlequín Gran Vía de Madrid (C/San Bernardo 5).

Escrito por Fran Arráez y Gabriel García, Dirigido por Fran Arráez y protagonizado por Vanessa Escobar, Carlos Deluna, Luis Muñoz Palomar y Natalia Mellado.

El homenaje oficial en el que su viuda Anita Marx presta también su imagen y su voz.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

FRAGMENTOS: LO MEJOR DEL AÑO 2014 EN EL PANORAMA MUSICAL ESPAÑOL

Al contrario que el año pasado, en esta edición han sido menos los discos que me han llegado a mi domicilio para que los reseñara, lo que sin duda, indica que la crisis ha tocado fondo en el panorama indie español, en donde la mayoría de las ocasiones son los propios grupos quienes se financian la grabación y promoción de sus trabajos. El escasísimo nivel de ventas de cd’s, camisetas y demás merchandising, hacen prácticamente imposible sostener una ilusión que si no tiene respaldo en un razonable espacio de tiempo, lastra las ilusiones más bizantinas de unos artistas que necesitan ser escuchados más allá de la familia y los amigos. Triste panorama el del indie español que, sin embargo, año tras año se revitaliza en la multitud de Festivales que hay a lo largo y ancho de la geografía española, y que cada vez más, se van desplazando más allá de las fechas veraniegas. Ese es el haber más importante con el que cuenta hoy la industria española de la música, al que habría que añadir la presencia, cada vez más continuada y numerosa, de grupos españoles celebrando conciertos en países europeos o latinoamericanos; un espacio donde Vetusta Morla vuelve a reinar con luz propia, si exceptuamos el último trabajo de Amaral.
 
A pesar de todos estos contratiempos, los canales habituales de difusión siguen estando en pie, y no solo eso, sino que conscientes de la situación, amplían cada vez más el número de grupos que pasan por ellos, pues son el único y mejor sustento de promoción de este tipo de música. Hoy por hoy, los músicos españoles son unos auténticos supervivientes, a los que cabría tildar de héroes por la cantidad de obstáculos que deben sortear a la hora de hacer aquello que más les gusta: MÚSICA.
 
Desde este blog cultural llamado Fragmentos, aportamos nuestro subjetivo punto de vista al universo onírico, lleno de música, del mal nombrado panorama de la música independiente española. Y este es el resumen de lo escuchado y lo vivido a lo largo del año. De todo ello, nace esta lista de lo más destacado del 2014.
 
Mejor álbum de estudio (grupos): Vetusta Morla, La deriva, porque una vez más, los madrileños han sabido construir un concepto musical donde sus letras y su música van al unísono de los tiempos que nos están tocando vivir, uniendo a ello, una inmensa capacidad de comunicación y de empatía con su seguidores, lo que los hace casi inmortales. Hoy por hoy son el grupo español por excelencia.
 
Eladio y los seres queridos, Orden invisible, al demostrarnos que el sentido de sus letras y las melodías de su canciones van ganando con el tiempo. Sin duda, en su último disco han sabido encontrar el equilibro perfecto entre deseo y realidad, donde la totalidad de sus canciones de su, Orden invisible, así lo atestiguan.
 
Mejor canción: Vetusta Morla, Golpe maestro, por ser un bucle radioactivo de canción protesta del siglo XXI que, sin embargo, se transforma en más hiriente y esclavizadora dentro de nuestras conciencias cuando escuchamos: "robaron las antenas, la miel de las colmenas, no nos dejaron ni banderas que agitar. Cambiaron paz por deudas, ataron nudos, cuerdas". Letra que se conforma en un perfecto símil de lo que estamos viviendo, pues el mundo se ha convertido en ese Gran Hermano que ya nos vaticinó Orwell hace ya demasiado tiempo; Golpe Maestro es una canción a la que Vetusta Morla adereza de un ritmo trepidante que no deja ninguna razón para la duda de la fuerza que posee el grupo.
 
Mejor concierto en directo: Vetusta Morla en la Sala La Riviera de Madrid, pues se mostraron directos y reivindicativos, intensos y convincentes, envolventes y entregados, así salieron Vetusta Morla a un ruedo en el que parecía que estaban tomando la alternativa, pues, una vez más, se vaciaron al máximo sin dejar una gota de su esencia y su música en los camerinos. La presencia de la que hacen gala, Vetusta Morla, sobre los escenarios, es tan impactante como demoledora.
 
El grupo Arcana Has Soul en la Sala el Sol de Madrid, porque pusieron de manifiesto el porqué de la atención que la formación está empezando a despertar en todos los medios. No hace falta más que escuchar este último disco, Easy living room, para darnos cuenta que la cosa va en serio, y que estamos ante una de esas formaciones diferentes y geniales que, cada mucho tiempo, ven la luz en el panorama musical español.
 
Mejor grupo emergente: hay algo único y especial en este conjunto de canciones que nos propone la francesa Stéphanie Cadel, porque su propuesta musical es alegre, divertida —como de fiesta— con momentos brillantes como la versión de Para ti de Paraíso. Una combinación de estilos y ritmos en los que sus canciones se convierten en verdaderos reyes-sol, pues todas ellas aceptan la luz como perfecta compañera de viaje. Un viaje en el que hay globos aerostáticos enganchados a maletas que nos invitan a perder el contacto de nuestros pies con la tierra firme, pues esa es una de las cualidades de este Chanson du voyage, la de imaginar y volar más allá de las letras y la notas de unas canciones que a veces nos recuerdan a las melodías de los alegres años veinte, y otras rezuman una profunda nostalgia de los mejores momentos de lo que en su día se llamó canción francesa a secas, sin olvidarnos del jazz, el pop o el reggae.
 
Mejor cantante masculino: aquí Pucho de Vetusta Morla se lleva la distinción, pues sus dotes de frontman en directo suben y suben sin parar. Es un magnífico escaparate del grupo que, además, no flaquea después de dos horas de concierto.
 
Mejor cantante femenina: un año más, Lourdes Trujillo, frontwoman de Arcana has soul, pues una vez la hemos visto en directo solo podemos reafirmar todas las cualidades resaltadas en anteriores ocasiones. Su voz está muy bien trabajada y es un privilegio para la música española contar con una artista de su talla y dedicación a la música. Toda una estrella con luz propia, sin duda.
 
Mejor músico y compositor: ELE y su Summer rain, porque es un reto superado y un sueño hecho realidad, pues contiene en su conjunto la impronta de las grandes canciones fabricadas con el alma. Si el góspel es importante para la culpable de este maravilloso repertorio de composiciones, Elena Iturrieta (ELE), el soul y el folk no lo son menos, pues su profundo piano y su voz con alma negra, son las perfectas compañeras de viaje de este gran disco. Disco redondo y equilibrado en el que se nota el empeño de los sueños que necesitan hacerse realidad, lo que, en este caso, ELE sin duda ha conseguido.
 
Elena Iturrieta es toda una realidad del panorama musical español, pues esa fuerza interior que tan bien trabaja la va a llevar muy lejos, tanto como ella quiera, dado que el talento que transmite en cada canción es más que sobresaliente.
Ángel Silvelo Gabriel.