Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 31 de diciembre de 2014

LOS ÚLTIMOS PASOS DE JOHN KEATS ELEGIDO EL SEXTO MEJOR LIBRO DEL AÑO 2014 PARA LA WEB TODOLITERATURA.ES


 
Bueno, ya está publicada la lista completa que, el equipo, que conforma la web www.todoliteratura.es, ha confeccionado con los nombres de los autores y las novelas que han sido elegidas como los mejores del año 2014. Uno no puede estar más sorprendido, por lo inesperado, pero a la vez encantado y agradecido por formar parte de esta lista que encabeza Antonio Muñoz Molina y cierra Juan Gómez-Jurado. Este año 2014 va a ser muy difícil de olvidar por muchas razones, una de ellas, es que gracias a Noemí Trujillo y Lorenzo Silva, editores de Playa de Ákaba, han hecho realizar uno de mis sueños, y gracias a ellos también, he podido adivinar —aunque de momento solo sea de una forma somera— el enrevesado mundo editorial. Es difícil, muy difícil, créanme, encontrar a un/a autor/a de algún sello independiente o pequeño entre los libros destacados del año. Aquí, una vez más, la apisonadora de los grandes sellos editoriales funciona a la perfección. Al contrario de lo que ocurre, por ejemplo, en el mundo de la música independiente española, donde cada año se cuela algún grupo que otro en la esfera más destacada de la escena musical, en el mundo editorial no ocurre lo mismo, y así, los grandes solo visualizan a los grandes, condenando al resto de editoriales y autores al mundo de internet; ese que pueblan lo que otros compañeros de fatigas han bautizado como Generación Subway. A estos, a los injustamente olvidados, solo nos quedan las redes sociales, con el Facebook —al que yo he tildado como el periódico de los pobres— como espacio maestro donde derramar a borbotones los impulsos de nuestros pequeños o grandes logros. De ahí, la importancia que uno da a  esta pequeña gran sorpresa, pues nunca, ni en el mejor de mis sueños fui capaz de imaginar estar en la misma lista que todos estos grandes escritores, donde la mayoría de ellos si no todos ya llevan muchos años dedicados a la literatura y cuentan con un gran número de libros publicados. Todo un honor formar parte de ella, y que ante mis ojos, engrandece aún más el gesto. Para mí, Javier Velasco Oliaga y todo el equipo que componen Todoliteratura son parte de esos otros héroes de la literatura, pues sin ellos, nadie de los que estamos empezando veríamos la luz más allá de las redes sociales. Hay excepciones claro que sí, y yo por ejemplo, quiero aprovechar para dar las gracias a Jesús Marchamalo y a RNE por hacer un hueco en su programación a una parte de los escritores olvidados; y no me quiero olvidar tampoco de Luis María Anson, Raúl Losánez o Pepa Fernández que, al menos, tuvieron unas palabras de aliento para con este autor anónimo . Si digo esto, es porque ustedes no saben la cantidad de plegarias desatendidas a las que me he tenido que enfrentar en estos seis meses, donde justamente eso, las promesas, caen en el más solemne de los olvidos. No me quiero olvidar de todos aquellos que me han acompañado en este viaje a las entrañas de la belleza, y cada uno de ellos, por unas u otras razones, siempre estarán dentro de mi corazón: Manuela, África, Mayte, Anamaría Trillo, Daniel y familia, Teresa (mis queridos Romanos), así como, de Ramón Alcaraz, Enerio Polanco, Óscar Solana, José Guillermo Paradinas Brockmann, Alejandro Valero y Lola López Contreras. Aquí dejo el artículo que corrobora mis palabras y repasa, brevemente, a cada uno de los autores y su novelas. Gracias.


Ángel Silvelo Gabriel. 

Los diez mejores libros del 2014 para TodoLiteratura y alguno más

Por Javier Velasco Oliaga
 
Toda clasificación es complicada y más en una disciplina donde juegan de manera fundamental los sentimientos. Encontrar los mejores diez libros de un año, nuestro particular canon anual, se convierte en una labor ardua y estresante. Queremos que los lectores revisen sus gustos y den oportunidad a unos libros que aun siendo valiosos hayan podido pasar desapercibidos. En nuestra lista hay olvidos pero, sobre todo, grandes descubrimientos. ¡Pasen y lean!
Antonio Muñoz Molina es uno de los grandes escritores españoles, si no el más grande. Si les digo que algún día ganará con todo merecimiento el premio Nobel es porque habrá justicia en un premio que nos sorprende para mal con elecciones más políticas que literarias. Con su libro, "Como la sombra que se va", el autor jienense nos vuelve a sorprender al tratar un tema muy actual, el movimiento de los derechos civiles y su líder Martin Luther King, y que tiene un juego de narración digno de un maestro.

En segunda posición hemos situado un libro que, hasta cierto punto, ha pasado bastante desapercibido, nos referimos a "Hotel Florida" de Amanda Vaill. Una obra maestra sobre el mítico hotel madrileño en tiempos de la Guerra Civil y sus no menos míticos moradores. Ernest Hemingway, Robert Capa, etc. Con mano maestra nos cuenta la historia de unos hechos estremecedores como si fuese una novela, nos sumerge en un mundo donde los protagonistas se conducían como estrellas de Hollywood en un panorama desolador y sabe ser objetiva con ciertos personajes y escritores, demasiado sobrevalorados.

En tercer lugar hemos situado a "Lionel Asbo. El estado de Inglaterra", de Martin Amis, una novela incisiva y desternillante sobre realidades incómodas que construye una sátira feroz, violenta, visceral, salvaje y provocadora de la sociedad y la vida cotidiana británica. Un libro atrozmente crítico y divertido que merece estar en el podio de esta clasificación.

En cuarto lugar tenemos a la valiente “El cura y los mandarines” de Gregorio Morán, que sin morderse la lengua y con toda la objetividad del mundo nos retrata a una pléyade de escritores, intelectuales y políticos que no han sabido estar a la altura en unos tiempos difíciles de los cuales sacaron tajada económica. La editorial Planeta quiso censurar una parte del libro, quizá por intereses económicos, pero afortunadamente Akal nos regala otro libro imprescindible de este año. Estamos de enhorabuena.

“El patio inglés” de Gonzalo Garrido, consigue la quinta posición. Una de las grandes sorpresas del año. Novela corta que atesora grandes virtudes con un tema duro que el autor bilbaíno resuelve con brillantez con un juego magistral de dos narradores que escriben sendos diarios al mismo tiempo. Un libro que ningún buen lector deberá perderse. Justo a continuación tenemos “Los últimos pasos de John Keats” del autor Ángel Silvelo. Un diario de los últimos meses del poeta británico que destila lirismo a raudales y que contiene un trabajo de documentación espectacular que hace que nos sumerjamos en los sentimientos y motivaciones del protagonista.

En séptima posición tenemos a “El profesor chiflado y Míster Wert” del narrador abulense Tomás García Yebra, una acerada y acertada crítica a nuestro sistema educativo que nadie quiere ver. Con la destreza de buen narrador nos describe el mundo de la educación desde la perspectiva de un profesor original e irónico. Una narración sorprendente y divertida. Y sorprendente, pero no divertida es “El jardín de la memoria” de Lea Vélez. Un diario desgarrador y emotivo sobre la experiencia de ver morir a un ser querido, a lo que une la historia de Francesc Valls, el fotógrafo de Mauthausen, no menos desgarradora y emotiva. Todas sus páginas están llenas de sensibilidad, pasión y crudeza. Otro festín literario que no se pueden perder.

Llegamos ya a las últimas posiciones de la lista, pero que mantienen un tono elevado y sorprendente. En novena posición tenemos a “El impostor” de Javier Cercas, quizá su mejor novela, sobre uno de los casos de impostura más espectacular de los últimos tiempos, pese a lo acostumbrados que estamos. Enric Marco no fue un superviviente de un campo de concentración, pero sí un superviviente, en el sentido más amplio del término que supo engañarnos a todos. Y cerramos la clasificación con El paciente de Juan Gómez-Jurado. Ésta es una novela vibrante, hábil y un ritmo insuperable que atrapa irremediablemente al lector. Es un libro apasionante y emotivo que se desarrolla en 63 frenéticas horas, que no da respiro en su lectura y que plantea un dilema moral imposible que puede cambiar el curso de la Historia.

Después de terminar la lista, nos dimos cuenta de que hay, al menos, dos obras de una calidad semejante a los que hemos escogido como mejores libros del año. Por eso queremos y debemos citar las obras: "Lo que a nadie le importa" de Sergio del Molino y "Una madre" de Alejandro Palomas. Como ven, es una selección de gran calidad y que si algunos de estos libros no han leído durante el año deberán aprovechar estas vacaciones para hacerlo. ¡Feliz año nuevo y que venga cargado de buenas lecturas!

 

No hay comentarios: