Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

domingo, 25 de octubre de 2015

SECOND, VIAJE INICIÁTICO: CLAROSCUROS EN LA NUEVA ETAPA MUSICAL DE LOS CINCO DE MURCIA

 
Ahora que, por fin, el grupo murciano ha entrado en el top 5 de ventas con su nuevo trabajo, Viaje iniciático, lo que demuestra que su valiente campaña de crowdfunding ha sido todo un éxito, es más difícil expresar opiniones que no coinciden con esa gran cantidad de seguidores que, cada vez más, les acompañan. Sin embargo, este último disco de Second no despeja ninguna de las dudas que en algunos momentos ya nos dejó su anterior Montaña rusa. Igual que un tobogán que sube y baja, han colocado las once canciones de este disco para iluminar y apagar las sensaciones que el mismo nos produce. No obstante, no es casualidad que hayan elegido Primera vez como primer single, lo que ya nos da una clara pista de por dónde quieren enfocar su camino Los Cinco de Murcia, pues es un tema que continúa la estela de la mayoría de canciones presentes en Montaña rusa. Esta canción, que también abre el disco, es una clara concesión al ritmo alto y percutor de oscuridades poco recomendables de los numerosos festivales que ya existen, y que cada vez más, se multiplican por toda la geografía española. Con ello, Second se aleja del tipo de asistentes a sus conciertos que disfrutaban de sonidos cercanos a los grandes grupos ingleses de los ochenta como The Smith, The Cure, Depeche Mode o New Order. La apuesta actual es otra y, en ocasiones se parece más a una turbia concatenación de sonidos a los que le falta mucho brillo. Second alcanzó la perfección con el Lp que grabaron en directo, y al que llamaron 15, como los años que en ese momento llevaban en el mundo de la música como banda, y siguieron en ascenso hasta culminar su mejor canción con El eterno aspirante, inexplicablemente desterrada de todos sus discos. Aquí, las sensaciones que eran capaces de producir eran grandes, limpias y sobre todo, auténticas. Sean Frutos nos demostró que, aparte de ser uno de los grandes cantantes de la música indie española, era un grandísimo letrista, sin embargo, en los últimos tiempos uno siempre le ha visto sin chispa (cansado) en los conciertos a los que ha asistido, y como letrista, en este Viaje iniciático solo encadena, en la mayoría de las ocasiones, una concatenación de viejas experiencias.
 
En este juego de claroscuros al que nos invita Second, como si unos Caravaggio de la música se trataran, enseguida advertimos la intencionada alternancia de las canciones; una disposición con la que parece que quieren contentar a todos, pero sin conseguirlo. Sin duda, el corte número dos del disco es el mejor de todo el álbum, Nivel inexperto es una clara reconciliación con los grandes temas del grupo, pues las guitarras son limpias, la melodía es certera y las sensaciones suben y suben a medida que avanza la canción hasta alcanzar un clímax perfecto, lo que nos congratula, pues afortunadamente comprobamos que no se les ha olvidado hacer aquello que mejor saben a Los Cinco de Murcia; una gran canción que, sin embargo, no es el símbolo de este disco. Lo único (corte número 4) sigue esa estela donde las argumentaciones musicales del grupo murciano son más que solventes, y en las que las imágenes que crea Sean Frutos son de nuevo convincentes con destellos que nos hacen volar lejos, muy lejos. No obstante, para llegar a una nueva zona de claros en el disco, nos tenemos que desplazar hasta el corte número 7, Pueblo submarino, una canción que, poco a poco, nos lleva hacia esos terrenos que tan bien manejan el grupo murciano donde a la hora de descubrir matices a los ritmos que trabajan. Un buen inicio que les sirve de presentación a una de las mejores canciones del disco, situada en el corte 8, y titulado como Julia Ladouce, donde la historia de Julia es otro de los aciertos narrativos de Second. Perfectas la letra y el ritmos sinuosos que impregnan de grandes momentos a esta canción. Acertada por lo directa, y grande por lo pulcra y bien ejecutada que está. Esta es una las mejores muestras de la gran armonía musical que existe entre los componentes del grupo, pues todos ellos están a gran nivel. Algo similar ocurre con Millones de habitantes, otra magnífica canción que, esta vez, sí cierra el disco como se merece el grupo murciano, pues las sensaciones son inmejorables y nos hacen pensar que, a lo mejor, en próximas citas, tengamos más suerte en cuanto a la orientación que toma la carrera de Second, que en su nueva etapa, nos transiten un amargo juego de sonidos y colores llenos de claroscuros.
 
Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: