Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

jueves, 7 de octubre de 2010

MARIO VARGAS LLOSA Y EL PODER DE SU PROSA INFINITA SE ALZAN CON EL NOBEL DE LITERATURA 2010


El poder del eco de sus palabras por fin se alza sobre la pusilánime verborrea de aquellos que no ven más allá de sus intereses. Vargas LLosa nació con el don de la palabra y su eco, a los que convierte en literatura, no sólo hablada sino también dialogada. Desde La ciudad y los Perros hasta El Sueño del Celta nos ha ido regalando historias y momentos de GRAN LITERATURA, esa extraña rareza humana que se alza por encima del tiempo y de los hombres. Cuando él nos abandone, ahí quedarán sus obras y el eco que ellas por sí solas dejarán en la conciencia colectiva de miles de personas.


Pero Vargas Llosa es más que un escritor, es un hombre comprometido con su tiempo. En una de sus últimas entrevistas antes del recibir el merecido Nobel ya advertía que: "tras la crisis se esconde una profunda incultura" y sin duda no le falta razón, pues estamos inmersos en una profunda crisis no sólo de liderazgos sino de ideas que nos guíen en mejores condiciones por este mundo convertido en un becerro de oro.

A Vargas Llosa le pilló la noticia en la Universidad de Princeton (New Jersey) donde se encuentra dando clases, y desde allí, se mostró conmovido y muy ilusionado al recibir la noticia, aunque al principio creía que era una broma. Pero no, esta vez, el español como instrumento vehicular entre diferentes culturas, vuelve a estar en lo más alto como lengua y espacio común de entendimiento entre los hombres, y todo ello gracias a Vargas Llosa, que hoy ha engrosado la lista que Octavio Paz en 1990 dejó abierta al próximo Nobel de Literatura en habla hispana, lo que sin duda es una magnífica noticia.

No hay comentarios: