Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 26 de septiembre de 2018

LA EDITORIAL ELVIRA PUBLICA AUTE CANTA A OROZA


La poesía de Oroza, la voz de Aute y la música escogida en cada momento parecen ser todo uno, fundirse. 

El punto de partida de este libro-disco fue una charla con Carlos Oroza. Solo Aute, en su opinión, podría musicar su poesía, respetando el contenido y significado de la misma.
El resultado es mágico: dos poetas que consiguen fusionarse sin querer y sin perder ni un ápice de su propia identidad. En el disco está Oroza y está Aute. La poesía de Carlos, la voz y la sensibilidad de Eduardo unidos por la música. 

El libro-disco contiene, además de los poemas y fotos, una  explicación honesta de todo el proceso creativo a través de una conversación con el productor musical Javier Monforte. Encontramos en estas palabras el contexto que necesitamos para disfrutar de estos ritmos telúricos y verdaderos, lo demás es abstracción espontánea. 


Páginas: 82
Encuadernación: Tapa Dura
Lengua: Castellano
ISBN: 978-84-946312-7-6
Junio, 2018


EXTRACTO DE LA RESEÑA: CARLOS OROZA, ÉVAME.- EL POETA QUE A TRAVÉS DE LAS PALABRAS NOMBRABA LO QUE NO ENTENDÍA

Intentar atrapar la luz, como si eso fuera posible con sólo estirar el brazo y cerrar el puño. Es, en ese punto, donde la evanescencia de una nube se convierte en cielo, o donde los sueños chocan contra la realidad de las esquinas de una habitación mientras intentan convertirse en otra cosa. Ahí es donde el poeta Carlos Oroza https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Oroza sitúa su mundo lírico, donde, quizá, confluyen la ficción o el sueño, el espejo o el reflejo, la luz... Évame y todo aquello que no pueda el amor que lo logren las palabras, parece decirnos el orador gallego que, ya, en Eléncar, el primer y extenso poema de este poemario, se nos presenta poroso como una nube, y decidido a transmutarse en un recorrido por el mundo de los sueños, de las sensaciones, del otro, con la ciudad, el aire y ella…, como esqueletos de su metáforas: «Ayer puse un pie en el aire y vi la ciudad iluminarse por arriba». Aquí, la búsqueda de la luz es un anhelo que persiste en permanecer a lo largo de todo el poema y que es igual a buscarse a uno mismo a través del otro.

Ángel Silvelo Gabriel

No hay comentarios: