Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 17 de febrero de 2010

CHINA CRISIS: WISHFUL THINKING


Uno de los mágicos poderes de la música, es el de revivir momentos que muchas veces tenías olvidados en el profundo túnel del tiempo. Imágenes, sensaciones, personas, momentos... Conectas la canción o el grupo adecuado, y ahí salen casi automáticamente. Aunque no se emplee en ese contexto, es un Wishful Thinking (pensamiento ilusorio) o un fugaz reencuentro con el pasado. Esa es la sensación que he tenido al escuchar nuevamente a China Crisis, un nombre sonoro que acoge a Gary Daly (vocalista/teclista) y Eddie Lundon (guitarrista), embrión del grupo de Liverpool que a lo largo del tiempo se hicieron acompañar de diferentes músicos.

Jugar a recordar es intentar atrapar al tiempo entre las manos, tarea imposible, pero al menos nuestra mente nos engaña con flashes apagados, que es lo que desgraciadamente nos queda de China Crisis, un grupo, que apoyado en los sintetizadores y las cajas de ritmos, empezaron con sonidos pop de la new wave y el post punk imperante en el Reino Unido. En 1981, tendrían su primer éxito con el tema African and White (un binomio extraño para el mundo occidental) y que retrata muy a las claras el matiz político de sus primeras composiciones. Más tarde llegaría su tema Christian, con el que dejaron las marcas de identidad de un grupo, al que le faltaron a partes iguales, la fuerza en sus directos y una equivocada promoción (algo que también le ocurrió al grupo Prefab Sprout).

Con su segundo álbum (Working With Fire And Style) imprimeron más fuerza a sus teclados, a los que acompañaron del característico sonido de un oboe, logrando grandes temas como: Tragedy and Mistery o su famoso Wishful Thinking.

En su largo trayecto hacia la búsqueda de la elegancia, se apoyaron en el gran grupo norteamericano de jazz fusión Steely Dan (formado por Walter Becker y Donald Fagen), y más concretamente en el primero, productor de su tercer LP Flaunt the imperfection, en el que abandonaron su caraterístico sonido anglosajón marca de la casa, para ir desplazándose hacia un sonido a medio camino entre el pop, el jazz y el funk, propio de los grandes grupos norteamericanos de finales de los setenta y principios de los ochenta, consiguiendo componer canciones como su gran Black Man Ray o King in a Catholic Style, en los que se deja ver la influencia de Becker a la hora de argumentar sus nuevas propuestas musicales. Álbum en el que también se incluye la canción Bigger the Punch I´m Feeling, una de sus rarezas y de sus mejores y más desconocidos temas.

Posteriormente, llegarían With Price Paradise (1986), Diary of a Hollow Horse (1989), y Warped by Success (1994). Álbumes que les fueron alejando poco a poco del gran público, pero en los que lograron mantener la esencia de su sonido.

Mi memoria todavía mantiene vivo el recuerdo de sus primeras canciones, donde su oboe me traslada a bosques plagados de hojas secas que cubren el suelo y que yo piso entre caprichosas patadas que me ayudan a espantar mis pensamientos ilusorios.


Letra de la canción Wishful Thinking:
It´s time we should talk about it
There´s no secret kept in here
Forgive me for asking
Now wipe away your tears
And if i wish to stop it all
And if i wish to comfort the fall
It´s just wishful thinking
I sat on the roof
And watched the day go by
I see the likeness in his smile and the way he stands
Makes it all worthwhile
And if i wish to stop it all
And if i wish to comfort the fall
It´s just wishful thinking

No hay comentarios: