Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

martes, 15 de marzo de 2011

RUMER, SEASONS OF MY SOUL: LA INOCENCIA DE LOS BUENOS MOMENTOS



Una de las características de la música, es el poder que tiene de poner a viajar a nuestra mente en busca de aquellos buenos momentos que la canción de turno sea capaz de hacernos recordar, y esa es la mejor definición para esta maravilla que se titula Seasons Of My Soul, algo más que una compilación de canciones soul, con toques gospel en algunas ocasiones o jazz en otras, porque Rumer (nombre bajo el que se cobija Sarah Joyce) ha apostado su futuro y su vida por sacar a la luz sus canciones tal y como ella las había concebido y no como otros las querían ver, lo que la ha llevado a desempeñar multitud de trabajos y vivir sin apenas nada, ya que lo más importante era lo que ella tenía dentro y en verdad que era mucho.




Puro sentimiento, que a los 31 años ha sorprendido a Rumer con la senda de la fama, porque Seasons Of My Soul ya es todo un éxito en el Reino Unido y a buen seguro allá a donde vaya. Más allá de las influencias obvias que se encuentran en este disco con Burt Bacharach a la cabeza, o Karen Carpenter o Dusty Springfield, su poder está en la sencillez de llegarnos a lo más profundo de nosotros mismos, ese lugar donde sólo llegan las cosas que son de verdad y que en esta ocasión es un álbum plagado de grandes temas, que se inicia con la memorable Slow (Despacio) como la capacidad de Rumer por intentar rellenar los huecos que aún nos quedaban vacíos en nuestra memoria y que todavía necesitaban de estas referencias sonoras para encontrar su propio sentido.




Si Slow es una magnífica balada de la mejor canción ligera de todos los tiempos, con Am I Forgiven nos trasladamos sin dificultad a la era sonora de los setenta con pantalones de campana incluidos, que tienen en el tema Aretha (elegido como nuevo single) el mejor homenaje a esa gran voz que poesía Aretha Franklin, una de las mejores voces soul de todos los tiempos. Hasta que llega esa pequeña joya llamada Saving Grace, donde Rumer nos hace naufragar en las aguas de los buenos momentos con toques del mejor y más puro soul del momento.




¿Qué más decir?, que sólo nos queda caer rendidos ante esta maravilla que se titula Seasons Of My Soul, y darle las gracias a Rumer por haber sobrevivido a todas las grandes batallas diarias que ha tenido que librar hasta ver cumplido su más íntimo deseo.
Reseña de Ángel Silvelo Gabriel

No hay comentarios: