Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 6 de abril de 2011

THE GIFT, EXPLODE: UNA ÓPERA MUSICAL FUSIONADA CON EXPLOSIVOS COLORES Y GANAS DE VIVIR


La calidad cromática de la portada de este disco (donde no hay letras) nos sirve de contraseña para entender la explosión vital en la que se encuentra The Gift. Su título, Explode, lo resume todo de una forma muy acertada, porque su último trabajo es una pura explosión sonora que a veces fusiona el pop con la música electrónica, y en otras, deriva en la oscuridad del piano y los teclados que se dirigen hacia la fuerza operística de la voz de Sonia Tavares. Un disco brillante que viene acompañado en su edición más completa por el CD+DVD con un making of explode y una photo gallery, a lo que hay que añadir un magnífico formato en forma de pequeña agenda que es sencillamente genial, donde el cromatismo de la portada se funde con el de las fotos del interior, que revisten a la miseria de una extraña belleza, lo que nos hace caminar y ver de forma diferente, lo que a modo de regalo nos ofrece The Gift, en un concepto que va más allá de lo sonoro, para convertirlo en una demostración del art-indie con mayúsculas, en cuyo mensaje cabe todo: la experimentación musical, la explosión de imágenes impactantes y el mensaje globalizador del mundo en el que vivimos. Este macro espectáculo, tiene una cita en España, en concreto, el grupo ofrecerá una única actuación el sábado 7 de mayo en el Circo Price de Madrid a las 21:00 horas (más información en http://www.thegift.pt/).


Consideraciones metamusicales aparte, The Gift ha elegido la canción Made For You como single de este trabajo, lo que nos sirve para decir que es un tema que se encuentra inmerso dentro de la parcela más experimental que The Gift ha elegido para mostrarnos una cara nueva de la banda, más próxima a reivindicaciones musicales que tienen que ver con la sana intención de buscar y probar con sonidos cercanos a un trivalismo electrónico (cercano al Peter Gabriel más étnico) y que comparte protagonismo con matices pop-folkies al estilo Arcade Fire, una innovación acústica a la que se une Let It Be By Me que abre el disco, y que con RGB matizan hacia una concepción musical que se mueve a medio camino entre su anterior sonoridad épica y una nueva versión más cercana al pop alternativo con raíces en la música anglosajona y que también nos recuerdan a alguno de los temas de esa ópera moderna llamada The Suburbs, para desembocar en un delicioso protagonismo del piano que nos lleva a otros lugares no muy lejanos.


En otro bloque de canciones, el juego de las voces (que nos recuerdan a las de Cocteau Twins) y la percusión, nos envuelven en estados más sensitivos, como por ejemplo en Mermaid Song, lo que en su conjunto se comporta como el perfecto atrezzo para las imágenes que sustentan a este Explode, y que sólo son una mera introducción de lo que este disco esconde, una auténtica ópera musical titulada The Singles, una canción que tiene una duración de doce minutos dividida en cuatro partes: una primera, que se inicia con un limpio y contundente sonido de guitarra que enseguida se fusiona con la gran voz de Sonia Tavares que parece guiarnos victoriosos por las cenizas de una batalla, para dar paso a un segundo corte más lento y evanescente que tiene la característica de la ensoñación de los buenos momentos que se reflejan en el descanso del guerrero, y que a modo de locomotora, deja vía libre a un sonido psicodélico heredero de los años setenta, para finalmente trasladarse a un cabaret pianístico y vocal perfectamente sustentado por el poderío musical de Sonia Tavares, hasta que la canción retoma de nuevo el ritmo inicial de la fusión entre la música electrónica y el pop, en un sinfín cíclico muy caprichoso.


La parte más tranquila del disco comienza con el tema Primavera, una perfecta balada cantada en portugués, bajo la clave de la sensualidad vocal de la diosa Tavares, que en esta ocasión, se hace acompañar de teclados y sonidos pregrabados que no nos mitigan la eclosión de sentimientos encontrados que es capaz de provocarnos esta canción ("algo me diz que há mais amor aqui") y que además, tiene la virtud de vagar perfectamente por la ribera del Sena con ecos de la mejor canción ligera francesa que navegan en busca de Aquatica, una composición de medio tempo que nos hace transitar por territotios puramente sensuales que nos reafirman en el afán de búsqueda que nos transmiten Nuno Gonçalves (que produce el disco junto a Ken Nelson), John Gonçalvez, Miguel Ribeiro y la majestuosa Sonia Tavares.


Con My Sun regresan al formato acústico más rítmico, que busca su sinergia en la contundencia de cargas sonoras más épicas que quieren hacernos latir el corazón a más revoluciones por minuto, al estilo de un explosivo motor musical. My Sun es una canción que posee un estribillo que por sí sólo nos hace pensar que este Explode ha merecido la pena, y que en Suit Full Of Colours se torna en una melodía lenta que persigue la razón de ser de una habitación llena de colores que esta vez sí, explotan definitivamente en nuestros oídos a los acordes de una gran canción titulada Race is long, llamada a ser uno de los próximos singles de este completo y maravilloso disco, que acaba con Always Better If You Wait For The Sunrise y el bonus track The Mother Of My Mother, donde la sobrecogedora voz de Nuno Gonçalves nos encoge el corazón.



Explode, tal y como dice el propio grupo The Gift, es: "una explosión de colores, de luz, de vida, de nueva vida", además de representar lo que siempre habían soñado. Y a nosotros no nos queda más que decir, que a veces los sueños se cumplen.


Crítica de Ángel Silvelo Gabriel

No hay comentarios: