Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 14 de diciembre de 2011

MARVIN GREEN PUBLICA SU NUEVO LP "LOS DÍAS DE LOWERSIDE"

Marvin Green es una banda formada por Queco Kabariti, Arturo Giner, Héctor Giner, F.J. Curra y Simón Velázquez que ofrece una atractiva combinación de ingredientes musicales. La receta es sencilla, por una parte la combinación del sentimiento del soul, la frescura del funk y la fuerza del rock.

Receta en apariencia sencilla, pero no fácil. El resultado es un repertorio de temas llenos de una energía que se contagia con letras directas y melodías pegadizas, entre las que se pueden descubrir influencias de bandas contemporáneas como The Black Crowes, Kula Shaker, Jet, The Black Keys, Little Barrie o The Blue Van, pero bebiendo al mismo tiempo de los grandes referentes de los 60’s y 70’s.

En su primer lp, Los días de Lowerside, grabado a comienzos de 2011 con la mano mágica en la producción de Ramiro Nieto (The Right Ons, Jet Lag) y masterizado en los estudios Q Division de Boston (Eli ‘Paperboy’ Reed, Franz Ferdinanz, Aimee Mann,…), han sabido plasmar toda la esencia de su directo. Dentro del cóctel energético y sabroso de sus doce temas se pueden encontrar las colaboraciones de gala de The Right Ons y Martí Perarnau (Mucho, The Sunday Drivers, M-Clan).

En Los días de Lowerside, el rock toma diversas personalidades para que bajo su esencia no nos encontremos con un trabajo denso, sino por el contrario aparentemente minimalista pero complejo. La frescura e insolencia de sus sonidos nos hacen sentir que estamos ante música con alma, su descaro y atrevimiento nos presentan al rock y los ritmos que invitan a bailar y las estructuras con soul ponen la etiqueta funk a su música.

Los días de Lowerside se distribuye bajo licencia Creative Commons y está disponible en descarga gratuita en la web oficial de la banda http://www.marvingreen.com.

MARVIN GREEN en la red:

1 comentario:

Gustavo BM dijo...

Tuve la oportunidad de verlos en directo, en Málaga, y me encantaron. Y el disco merece mucho la pena.