Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

martes, 8 de mayo de 2012

SECOND, 15: LOS ETERNOS ASPIRANTES SE CORONAN COMO LOS NUEVOS REYES DEL PANORAMA MUSICAL ESPAÑOL (1ª PARTE).

La historia de Second va muy unida a la de sus seguidores, que con el paso del tiempo, están siendo legión, y no sólo eso, porque a día de hoy ya se han convertido en sus más fieles aliados, y junto con su música, están ganando diariamente la batalla de las redes sociales y la de su presencia en el lugar que les corresponde dentro del panorama musical. Lo que nos lleva a decir, sin miedo a equivocarnos, que los eternos aspirantes por fin han ganado la batalla y se han coronado como los nuevos reyes del panorama musical español. Ese trono hay que aclarar que no sólo se consigue con una masiva venta de cd’s, sino a través de la música con mayúsculas. Una música que Second nos ofrece desde la sencillez, la cercanía y casi me atrevería a decir que desde la ternura, que como un manto divino, nos tapa y nos protege.

Si hecho la vista atrás en estos últimos tres años que han supuesto mi regreso al mundo de la música, puedo decir que sólo tres grupos me han llamado poderosamente o me han tocado el alma. Sin necesidad de establecer un orden de prelación, son éstos: Zoé, The Gift y Second. Los primeros son un gran grupo mejicano, que por la distancia, apenas puedo ver si no es cuando vienen a España a dar algún concierto; The Gift, son sin duda, el mejor grupo portugués de la música actual, pero la barrera del idioma me impide compartir con ellos anécdotas o vivencias. Sin embargo, con Second he llegado a sentir esa simbiosis que va más allá de la música, y una vez que los conoces, no te extraña que sus fans crezcan día a día de una forma exponencial, porque se paran, te escuchan e incluso se dejan querer. Mi historia con Los Cinco de Murcia se inicia tras una audición accidental en una radio fórmula de su hit Rincón Exquisito, y a partir de ahí, he podido escucharles, conocerles, entrevistarles y volcar sobre mis múltiples reseñas, las imágenes y los sentimientos que su música me transmiten. Sensaciones, que como un vendaval sonoro, te dejan noqueado en el sueño de los deseos posibles, porque cuando te despiertas no necesitas que nadie te diga que lo que has sentido ha sido cierto y verdadero.

Si alguien tenía alguna duda de la capacidad de este grupo murciano para llenar grandes escenarios, este disco supone la constatación que son capaces de eso y mucho más, pues aunque a veces la desnudez de las tablas que muchas veces les acompaña en sus conciertos se comporte como una poesía muda, sólo hace falta darles la oportunidad de las grandes ocasiones para que una escenografía marcada por el buen gusto, les haga envolverse en la piel de las grandes estrellas, y este cd llamado 15, con el que festejan sus primeros quince años en el mundo de la música, es un magnífico ejemplo de lo que digo.

Poderosos, enérgicos y electrizantes atraviesan el panel de las sombras para situarse en la realidad más brillante, donde permanecen recubiertos por el halo de los elegidos, y ahí permanecen y se deslizan, emitiendo destellos con los que iluminan a todos aquellos que se paran a escucharles para de una forma natural y nada forzada llegar a lo más profundo de sus capacidades sensoriales. Ese viaje directo e infinito es el que convierte cada uno de sus conciertos en un Rincón Exquisito, donde como el Eterno Aspirante nos demuestran una y otra vez que no son Demasiado Soñadores sino todo lo contrario, y que les da igual tener Más Suerte o quedar A las 10, porque ellos permanecen fijos Behind the pose en Different Levels desde los que disfrutar de Watching the Moon antes de convertirse en Invisible’s, para como Oscar Wilde delante de un espejo, preguntarse si son suficientemente Autodestructivos sin necesitad de entonar un Muérdeme más Psicopático que se convierta en una gigantesca rueda rodante para proponerles a sus seguidores un Rodamos colectivo con el que marchar de la mano por la senda de la vida.

Reseña de Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: