Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

martes, 18 de octubre de 2016

SIN TESTIGOS.- MICRORRELATO DE ÁNGEL SILVELO



—¿No crees que este asunto lo tendríamos que haber liquidado de otra forma? —le preguntó a su compañero mientras éste limpiaba las gotas de sangre del libro que estaba leyendo.
            —Ya lo sé, pero el mundo no siempre fue así, un lugar infectado de libros mal escritos.
            —¿Y bien, entonces con cuáles nos quedamos?
            —Yo creo que deberíamos tirarlos todos, pero nos viene mejor preservar los de novela negra, porque cuando lleguemos a la costa, necesitaremos un buen abogado que entienda por qué nos deshicimos de ella.
            —Sí, pues por mucho que lo intentamos, nunca comprendió lo de Poe ni lo de los hermanos Grimm.
            —Cierto.
            —Y bien, qué haremos cuando el cadáver salga a flote, porque será muy difícil convencerle al juez de que matamos a su mujer con la única excusa de que queríamos que argumentara mejor su próxima novela.
            —Antes, déjame acabar de leer el último capítulo de la anterior —le dijo, mientras con un revólver le metía dos balazos en la cabeza que de nuevo le llenaron el libro de sangre.
Microrrelato de Ángel Silvelo Gabriel

No hay comentarios: