Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 1 de septiembre de 2010

PETER GABRIEL Y SU PARTICULAR BANDA SONORA NEW BLOOD, DE GIRA POR ESPAÑA


Melancólico, íntimo, cercano, extravagante y personal a la vez que único, así es el nuevo álbum de Peter Gabriel, Scratch My Back, una sinfonía de sonidos en la que sobresalen por encima de los temas elegidos la forma tan particular de ver la música de este genio de la música. Scratch My Back no deja de ser una nueva forma de explorar sonidos, esa entelequia musical que tanto le ha gustado a Peter Gabriel, y que le ha llevado en la última etapa de su vida musical a estar más cercano a lo que se ha dado en denominar músicas del mundo, a las que Gabriel se ha acercado para proporcionarlas un toque personal y distinto, y con ello, introducirlas en el mundo del pop o del rock, y así llenarlo de otros sonidos y otras músicas.

Ahora, en su ansia por explorar nuevos sonidos, se ha rodeado de violines y ha puesto su voz por encima de los teclados de un piano y los instrumentos de la orquesta que le acompaña. Lo de menos, en este caso, son los temas que él ha elegido para componer el álbum (cuyo criterio de elección ha sido el que le hayan marcado en el pasado), porque las versiones que nos ofrece son una magnífica y lírica banda sonora, donde Gabriel diluye las melodías de temas muy conocidos hasta dejarlos marcados por su inconfundible sello personal, donde destaca por encima de cualquier otra característica, su ansia de encontrar sonidos que le emocionen, y ese parece ser el leitmotiv en su último y controvertido trabajo, explorar nuevos sonidos.

Además, Peter Gabriel está de actualidad porque su gira New Blood pasará por Madrid y Barcelona los próximos días 22 y 23 de septiembre respectivamente, de la que cabe decir, que una vez escuchados los temas de su Scratch My Back, se comprende que sólo se acompañe de una orquesta y que haya dejado a un lado los instrumentos clásicos de una banda de rock, incluyendo los teclados electrónicos, hecho o matiz que le debe de quedar meridianamente claro a todos sus seguidores, pues aunque la segunda parte del concierto esté basada en sus clásicos, éstos deben ir preparados una vez más para asistir a ver la última reconversión musical del ex-Génesis, y que hasta el momento no ha despertado una gran expectación, a lo que sin duda hay que unir el elevado precio de las entradas, pues van desde los 45 a los 125 €.

No hay comentarios: