Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 11 de julio de 2012

IVAM, EXPOSICIÓN CIUDAD TOTAL: LA CIUDAD COMO PARÁMETRO DE LA NUEVA SOCIEDAD

En el Renacimiento se hablaba de las Ciudades-Estado como forma en la que se organizaban las sociedades cuyo parámetro era el hombre y sus medidas los límites de su mundo; entonces el hombre era el centro del universo. Ha pasado mucho tiempo desde aquel arquetipo organizativo, y en el siglo XXI, podemos decir que ese centro ha cambiado hacia algo más vasto o inmenso, pero que contiene en sí mismo una misma particularidad, el individualismo. Da igual que el hombre se aglomere en pequeñas Ciudades-Estado o lo haga en las grandes urbes del siglo XXI, porque precisa de esa necesidad de sentirse único entre la multitud. Sin embargo, ese impulso de auto reafirmarse, se diluye y encuentra su contrapunto en la exposición titulada Ciudad total que se expone en el IVAM hasta el próximo día 15 de julio, porque los grandes paneles que se desploman sobre la primera sala de la exposición, ya nos hacen sentir más pequeños si cabe, y todo ello, como si estuviéramos dentro de una caja repleta de imágenes móviles y estáticas que diluyen el protagonismo en un más que dinámico anonimato.

Surge así la ciudad como parámetro de la nueva sociedad, y lo hace como un ente tecnológico mitad robot, mitad humano, donde las redes de intercomunicación no son las personales sino más bien las informáticas a través de las redes sociales virtuales donde las miserias muchas veces se convierten en sueños de una forma más sencilla que en la vida real de carne y hueso a la que cada vez nos queremos enfrentar menos. Ese mundo del fututo que el cine nos ha ido mostrando desde hace tiempo, cada día está más cerca. Androides, robot, tele transportación, vehículos espaciales, serán el día a día de una sociedad que girará más entorno a la tecnología en detrimento del factor humano.

El proyecto de CIUDAD TOTAL trata de provocar una reflexión sobre estos cambios trascendentales a través de cinco áreas que están íntimamente interrelacionadas, y que modifican fundamentalmente nuestra manera de entender y vivir en las ciudades:
1º.- COSMÓPOLIS es una visión panorámica, a través de proyecciones de diferentes artistas como Thom Andersen, Francesco Jodice, Melanie Smith, Pedro Ortuño, Rem Koolhaas o H C Gilje, de diferentes maneras de vivir y relacionarse cotidianamente con el espacio público en algunas de las mayores metrópolis (como Los Ángeles, Dubái, México DF, Bombay, Lagos o Tokio) de nuestro planeta.

2º.- TOPOLOGÍAS DENSAS, se acerca, mediante las obras de Philippe Chancel, James Casebere, Julien Opie, Ángel Marcos, Melanie Smith, Claudia Jaguaribe o del grupo MVRDV, a la grave problemática de la concentración arquitectónica y la superpoblación humana que sufren gran número de estas ciudades y que condiciona de modo muy significativo sus condiciones de existencia.

3º.- ESPACIOS ALIENADOS trata de la vital importancia que la producción y el consumo de bienes ha adquirido en nuestra sociedad. Las obras de Robert Rauschenberg, Andreas Gursky, Martin Parr, José A. Hernández Diez, Thomas Struth, Diller+Scofidio, Francesc Ruiz, Kentaro Taki o Harun Farocki nos ofrecen una mirada crítica a un mundo cada día más acomodado.

4º.- LUGARES FLUIDOS insiste, con las obras de Fischli & Weiss, John Baldessari, Catherine Opie, Martha Rosler, Michael Wolf, Yin Xiuzhen, Jack Cronin, Marina Chernikova o Livia Corona, en el papel tan significativo que está jugando la movilidad o la velocidad en la estructura urbana contemporánea y en la configuración de las relaciones sociales o personales de sus habitantes.

5º.- MUNDOS VIRTUALES nos muestra, con un conjunto de impresionantes proyecciones de Sven Pählsoon, Ch. Berdaguer et Marie Péjus, Olivo Barbieri, MVRDV, Annelis Strba, H C Gilje, Dionisio González, Matt Mullican o Chris Burden, la gran importancia que adquiere en la configuración del imaginario la creación de ciudades virtuales y/o ficcionales.  (Fuente IVAM).

Las ciudades y sus límites se diluyen, y con ello, las personas que viven en ellas, que más que protagonistas, pasarán a ser elementos de interconexión no siempre necesarios para que la vida y la sociedad, tal y como la conocemos ahora, pase a mejor vida.

Reseña de Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: