Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

viernes, 23 de septiembre de 2016

BOOKCROSSING SIN DERECHO A APELACIÓN.- MICRORRELATO DE ÁNGEL SILVELO



Existe algo peor en este mundo que una mala sentencia? «Un libro largo y mal escrito», me dije. De ahí, que no sintiera remordimientos cuando le dejé abandonado en un banco de la avenida. Pensé que no existía una fianza literaria, lo suficientemente portentosa, como para que le salvara de su fatídica condena, a pesar de ser consciente de que, ni siquiera el mejor de los bronceadores con un alto porcentaje de protección, sería suficiente para borrar las huellas de mi abandono. Sin embargo, un piadoso rayo de luz me iluminó antes de alejarme de él, y mi fama de abogado de pleitos pobres hizo el resto, porque le concedí una última oportunidad en forma de inscripción final. Al día siguiente, cuando me acerqué a comprobar si todavía permanecía donde yo le había dejado no me extrañé al no verle. En definitiva, sólo se trataba de un pésimo libro que yo mismo había redactado sobre escritores fracasados metidos a abogados sin diploma en judicatura, bajo cuyo título, se exhibía un post-it que ponía: BookCrossing sin derecho a apelación; un epitafio que a él, sin embargo, le salvó de mi condena.

Microrrelato de Ángel Silvelo Gabriel

No hay comentarios: