Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

sábado, 21 de agosto de 2010

ARCADE FIRE, THE SUBURBS: UNA ODA AL DESENCANTO


Nadie dirá que el nuevo trabajo de Arcade Fire es una oda al desencanto, si se limita a escuchar las primeras canciones del disco. The Suburbs, es un melódico tema folkie que nos habla en pasado sobre la juventud, la infancia y la pérdida de la inocencia; y Ready to Start es una intensa y rítmica canción en la que sobresalen los teclados, y esa atmósfera semi clandestina a la que Arcade Fire nos quiere llevar en este The Suburbs.

No deja de ser curioso, que haya tenido que ser un disco de pérdida y melancolía con el Arcade Fire se ha alzado ya con el nº1 en las listas británicas y americanas, y sorprendentemente con el nº2 del mercado español, lo que no hace, sino calentar aún más su próxima visita a Madrid y Barcelona, en lo que ya suponemos serán dos apoteósicos conciertos. Para todos aquellos que ya quieran ir rompiendo el fuego, pueden deleitarse en internet con la actuación que dieron hace unas semanas en el Madison Square Garden de New York ante un sinfín de fans enfervorizados.

El gran acierto de Arcade Fire se fundamenta en la mezcla sonora tan ecléctica como efectiva, donde sus anteriores himnos van dejando paso a melodías más profundas y asentadas musicalmente hablando, aunque el single que abre paso a este The Suburbs (We Used to Wait) sea una buena muestra de sus anteriores canciones, pero no por ello, deja de ser una magnífica canción.


The Suburbs es sin duda un trabajo más maduro, donde han explotado la idea de ciclo que ya algunos músicos nos han mostrado, y así, las dieciséis canciones de este cd, terminan y empiezan con The Suburbs en una suerte de continuidad, con la que el grupo parece decirnos que nos adentremos en su arcano musical para no salir de él, lo que tan poco es tan difícil, porque poseen la cada vez más difícil magia de engancharnos a unos ritmos y a unas músicas que ya están siendo copiadas por todos aquellos que quieren ser alguien en el universo musical del próximo decenio, pues ellos, han abierto el camino que a buen seguro será seguido por un buen número de artistas. Quizá en el ecleticismo esté la solución a esta suerte de entelequia de la industria musical a nivel planetario, y la idea que recorre todo el mapa del mundo de los artista, cuya máxima es la de mostrar, y ahí es donde reina Arcade Fire.

1 comentario:

josefo Malatrova dijo...

no es tan melancolico , si te fijas hay mas espacio para la esperanza que los otros dos discos
por ciero , te pareces a bill gates