Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

domingo, 22 de agosto de 2010

KATY PERRY, TEENAGE DREAM: POP RUIDOSO ENVUELTO EN UNA NUBE DE AZÚCAR


Katy Perry lo tiene claro, quiere ser la nueva estrella del pop, vender milones de discos y convulsionar grandes estadios en sus giras. Para ello, se ha rodeado de los que dicen son los mejores, y sin desacato, se ha pasado del beso profundo con una chica al beso profundo con un chico, como mejor expresión para documentar con imágenes los sueños eróticos de un gran números de jovencitos y jovencitas de todo el mundo.

Teenage Dream saldrá a la venta el próximo 24 de agosto en EE.UU. y el 31 del mismo mes en el resto del mundo. Un lanzamiento del que está previsto se van a vender millones de copias, algo constatable en los millones de visitas que ya han recibido en Youtube sus vídeos promocionales.

Esta pin-up azucarada del segundo decenio del siglo XXI sabe lo que quiere, su propósito no es otro que desbancar del número uno a la mismísima Madonna, que en un rasgo de inconsciencia y autocomplaciencia se permitió el lujo de halagar una de sus anteriores canciones, con lo que Katy se unió a la nómima de estrellas del pop.


Sus contoneos y arremucos sinfín con los modelos de turno que hacen las delicias de sus teenagers seguidores, sin embargo no logran verse trasladados al concepto musical de un cd, que se caracteriza por pretender ser lo más in de la nueva música disco, pero que se queda en un empalagoso y azucarado pop, cuya más sobresaliente nota es el ruido con el que se tiñen casi todas sus canciones y con el que no se llegan a distinguir salvo su voz y los potentes bajos que acompañan a casi todas los temas. California Gurls es el single en forma de rap discotequero con el que se lanza el disco, y en el que se hace acompañar por Snoop Dogg, y más de lo mismo en Teenage Dream con tintes más que evidentes de la música de Cheryl Cole, pero menos nítida y clara.


Hay que espera a Firework para encontrar una canción con un potente ritmo y un estribillo pegadizo, que en esta ocasión si se desenvuelve a la pefección en lo que se ha dado en llamar pop; o hay que llegar a Pearl y Not Like The movies (al final del disco) para comprobar que sí sabe hacer las cosas de forma distinta y con posibilidades para afianzarse en este loco mundo musical, en el que a veces, se impone todo excepto la música.

No hay comentarios: