Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

viernes, 29 de junio de 2012

RUSOS BLANCOS, HIJO ÚNICO: EL POP MÁS IRÓNICO Y DIVERTIDO DEL INDIE ESPAÑOL

Agazapados tras una inequívoca estética indie, los componentes de Rusos blancos nos despliegan en este EP titulado Hijo único, su irónico y divertido repertorio de letras hirientes, graciosas e incisivas que bajo la batuta de una música descaradamente pop y desenfadada, se comporta como el mejor remedio para soportar y divertirse en los tórridos días de verano, ya estemos en la playa o en la montaña, en casa o en la calle… Hijo único es un título que se acopla como anillo al dedo en esa postura que Rusos blancos adoptan ante la vida, que no es otra que la de la ironía punzante ante las situaciones más triviales de la vida, y a las que todos en algún momento de nuestra existencia hemos tenido que hacer frente con mayor o menor acierto.

Esa corta distancia que ellos entablan con sus canciones, y las situaciones que en ellas nos plantean, los hace más auténticos si cabe, pues todo se tiñe de una naturalidad aplastante, donde lo de menos es el éxito de la impostura adoptada. Algunos de los temas incluidos en este EP (Broma antisemita o Mono divertido) ya tuvimos la oportunidad de escucharlos en la Sala Costello en la presentación para los medios el otoño pasado, y sin duda, son y siguen siendo, un apéndice continuista de su primer larga duración, en el que cada canción engendra una historia única por mucho que reflejen situaciones cotidianas, y en las que sobresalen esa aptitud desenfada a la hora de afrontar un proyecto musical, que por sencillo y directo es auténtico como pocos, lo que les proporciona unas señas de identidad propias; una característica nada desdeñable en el panorama musical actual de la música española. Está claro, Rusos blancos han llegado al universo musical para alegrarnos la vida, y nosotros estamos aquí para agradecérselo.

Reseña de Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: