Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

sábado, 5 de noviembre de 2011

ÁNGEL SILVELO GANA EL 2º PREMIO DE LOS RELATOS DE IGUALDAD DE MIRANDA DE EBRO 2011.

Manuela y yo, aparecimos ayer en Miranda de Ebro media hora antes de la entrega de premios, y después de atravesar una inmensa cortina de agua que nos acompañó desde Madrid. Por fin se desveló el secreto de los premios, y dado que el primer premio quedó desierto, este segundo sabe mejor. Mi enhorabuena a Teresa Robledo Hernández, de Salamanca, por su tercer premio con el relato titulado "Los talentos". También me gustaría agradecer la hospitalidad, cercanía y complicidad que en todo momento demostraron con nosotros Sorne y Susana, con las que tuvimos la suerte de compartir una velada corta, pero intensa y muy amena, de esas que todavía te hacen confiar en las personas.

Os dejo la nota de prensa que ha salido publicada en La Voz del Ebro:

"Desde el jurado se considera que el nivel literario de algunas de las obras presentadas ha sido alto, así como la originalidad del planteamiento, pero que un número importante de ellas no han tenido en cuenta las bases del XIX Concurso de Literatura". Así justificaba el jurado del XIX Concurso de Relatos de Igualdad el hecho de que hayan quedado desiertos dos de los cuatro premios del certamen: el primer premio (dotado con 600 euros y una placa) y el accésit al mejor relato de Miranda (dotado con 150 euros y una placa).

De esta forma, el segundo premio (dotado con 400 euros y una placa) ha recaído en Ángel Silvelo Gabriel, de Madrid, por su original “Paula y su madre”; mientras que el tercero (dotado con 200 euros y una placa) ha sido para Teresa Robledo Hernández, de Salamanca, por “Los talentos”.

En total se han presentado 30 obras al concurso, 20 de hombres y 10 de mujeres. 6 de sus autores son mirandeses, 23 del resto de España (La Rioja, Sevilla, Albacete, Ciudad Real, Asturias, Segovia, Álava, Córdoba, Huelva, Barcelona, Murcia, Madrid, Salamanca) y uno panameño.

SINOPSIS “PAULA Y SU MADRE”
Este relato asume el cambio de roles: un hombre que asume su responsabilidad paternal solicitando una reducción de jornada para cuidar de su hija. A partir de ahí, el relato muestra todas las cosas que extrañan siendo hombre y que se asumirían como normales si se hicieran por una mujer hasta el punto de que los compañeros de trabajo, cuando lo conocen, se burlan de ello. Incluso, al pedir una reducción de jornada en la empresa, le atribuyen el peor de los turnos, interpone una denuncia por discriminación porque no le dejan ejercer su derecho a la paternidad, la conciliación, etc… y le despiden de la fábrica.

SINOPSIS “LOS TALENTOS”
El relato habla de la desigualdad de género en el ámbito rural y cómo asumir el empoderamiento femenino, aún a riesgo de no cumplir con lo establecido socialmente. Cuenta la historia de una mujer que se casa y asume el cuidado de su familia, pero con los años se da cuenta de que podía haber hecho mucho más. Rememora sus tiempos de infancia y la confianza en sí misma que le infundía su madrina, que le inculcó el amor por la lectura y las inquietudes intelectuales. “Ella siempre vio en mí posibilidades que he achacado a un exceso de cariño, pero a través de sus palabras yo notaba que infundía confianza en mí misma”.

No hay comentarios: