Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

jueves, 11 de marzo de 2010

HISTORIA DE UN CRIMEN: UNA PELÍCULA ACERCA DE TRUMAN CAPOTE


Bajo el nombre Historia de un Crimen (Infamous, infame en castellano) se esconde el último biopic de Truman Capote. Si bien, este film sólo recoge unos años de la vida de este excéntrico y genial escritor norteamericano, coincidiendo en el tiempo (aunque se estrenó poco después) con la película que lleva por título Truman Capote y que al igual que ésta, aborda el proceso de creación de su famosa novela A Sangre Fría, por la que el actor Philiph Seymor Hoffman se llevó el Oscar al Mejor Actor Principal. No obstante, una vez vistas las dos alternativas elegidas para abordar la figura del escritor, su mundo y el proceso creativo que llevó hasta esa inigualable novela de no ficción que es A Sangre Fría, Historia de un crimen sale ganando con mucha ventaja, lo que no deja de sorprender, o simplemente deja entrever una mala labor de distribución y publicidad.
Historia de un crimen, está basada en la biografía que George Plimpton realizó sobre Capote, y que Douglas McGrath de una forma muy inteligente supo adaptar al cine, dotando a la película, en algunos casos, del matiz documental a través de las entrevistas a los diferentes amigos de Capote, lo que nos va dando pistas del perfil del genial escritor, aunque como es natural, este retrato esté cargado de luces y sombras.
Pero para todos aquellos que conocemos de cerca la obra de Capote, esta película nos sirve para poner la guinda al pastel de toda su obra, pues nos acerca de un modo muy verosímil (sobre todo por la magnífica interpretación y parecido al personaje real del actor Toby Jones, encarnando a Capote) y nos hace disfrutar de ese universo tanta veces imaginado acerca de su forma de hablar, de moverse, expresarse y de sus manías y genialidades.
Truman Capote creció con sus tías, abandonado por sus padres y entregado a la escritura desde muy joven para según sus propias palabras: "combatir a la soledad y el aislamiento". Infancia que por coincidencias del destino compartió con la también escritora Harper Lee, famosa por escribir, entre otras novelas, Matar a un Ruiseñor, Premio Putlizer en el año 1961 y adaptada al cine por Robert Mulligan e interpretada en el papel principal por Gregory Peck (Atticus Finn) lo que le valió un Oscar a la mejor interpretación, y que como nota curiosa, esa visión del mundo desde los ojos de unos niños, es la que vivieron Harper y Capote en su infancia, pues en ellos se basó la escritora a la hora de recrear a los personajes infantiles de su novela.
Las muestras de su genialidad fueron muy tempranas, ya que desde los diecisiete años Truman Capote trabaja en la revista The New Yorker y con veintiuno publicó su relato Miriam (1945) en la Revista Mademoiselle que le hizo acreedor del Premio O'Henry, pero será con su primera novela Otras Voces, Otros Ámbitos (1948) cuando alcanzará el éxito de crítica y público, al que se unirían más tarde novelas como El Arpa de Hierba (1951) y esa joya de la literatura y el cine que es Desayuno en Tiffany's (1958), donde una vez más nos demuestra su fino y agudo talento a la hora de retratar al personaje femenino Holly Golightly, magníficamente intepretado en el cine por Audrey Hepburn.
Su imparable ascenso en la sociedad neoyorquina, le hizo conocer a todo aquel que tuviera algo que decir en los círculos más selectos, lo que le hizo conocedor de las grandes pasiones y secretos de las personas más importantes de su tiempo, lo que por su particular forma de ser (le perdían sus ansías de chismorreos) le depararon grandes e insalvables enemistades en la última etapa de su vida, sobre todo, cuando muchos de aquellos personajes salieron retratados en su inconclusa novela Plegarias Atendidas (1987). Aunque Capote no sólo arremetía contra sus más íntimos amigos, sino que en su novela Música para Camelones (1980) decía de sí mismo: "Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio".
Como gran dominador del lenguaje y la técnica a la hora de escribir, también destacó en la faceta de narrador como creador de cuentos, destacando entre todos ellos, esa maravilla del género que es el cuento Una Navidad, último relato que aparece en la recopilación que lleva por título Cuentos Completos que la Editorial Anagrama publicó en España en el año 2004, y que todo aquel que ame la literatura o tenga interés en escribir, no debería dejar de leer.
De vuelta a Historia de un crimen, la película está basada en la novela que lleva por título A sangre fría, un trabajo que el autor definiría como non-fiction-novel para darle un matiz distinto a todo tipo de literatura abordada hasta ese momento, y ese nuevo punto de vista, fue lo que de alguna forma le llevó a implicarse tanto en la historia que terminó con él, aunque eso sí, consiguió lo que en el fondo él quería, alcanzar la LITERATURA con mayúsculas, por encima de su propia existencia, sus amigos, amores y sentimientos, y eso es precisamente lo que Douglas McGrath trata de reflejar en la película, esclarecedora y sublime en muchos pasajes, que humaniza de una forma definitiva al personaje, pues nos lo muestra tanto como el gran adulador que fue, como el tirano que tan bien llevaba dentro de sí mismo.
Dentro del gran elenco de actores que portagonizan esta cinta, hay que resaltar a Sandra Bullock en el papel de Harper Lee y a Daniel Craig en el del asesino Perry Smith.
Sin duda, una gran película desde el punto de vista literario y cinematográfico.

No hay comentarios: