Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

jueves, 1 de julio de 2010

ENCICLOPEDIA BORGES






Marcela Croce; Gastón Sebastián M.Gallo.

Enciclopedia Borges.

Editorial Alfama. Coín (Málaga), 2008.








El título del libro lo dice todo Enciclopedia Borges, y en él se recoge la abundante y literaria colección de citas y referencias que inundan la vasta obra del gran maestro argentino Jorge Luis Borges.


Como nos dicen en la contraportada del libro, el objetivo de esta edición, no es otro que proveer de un instrumento útil al lector de la obra de borgiana, abrumada de citas y referencias cuya localización es a menudo compleja, y tan abundante en diversos textos (reseñas, notas, ensayos, cuentos, poemas, prólogos, textos de ocasión o de compromiso y otras variedades de ejercicios) que resulta inabarcable y es complejo pensar en la idea de “obra” en torno de la proliferante producción. A veces, como señala él mismo a partir de los escritos de Flaubert, si no supiéramos que un mismo autor es responsable de toda esa dispersión, jamás lo adivinaríamos.


Enciclopedia Borges recupera la pasión del escritor por esos volúmenes que ofrecen informaciones compendiadas y que procuran resolver en su conjunto las inquietudes o las ansias de saber de un lector curioso. Con ese propósito se reúnen aquí los autores, textos, lugares y temas que ocuparon al ejecutor de El Aleph. Los juicios sucesivos evidencian su independencia de criterio, su voluntad provocativa y las alternativas de “los juegos de un tímido” –como él mismo llamó a sus ejercicios- que no vacilan en la disidencia, se perfeccionan en la ironía permanente y caen en contradicción con sus propias afirmaciones según varíen las épocas. Tal es su concepción de la Enciclopedia: un texto donde cada lector puede encontrar justificadas las obsesiones que lo asedian.


Pero como dijo el propio Borges, este libro no apunta a ser una edición definitiva. "El texto definitivo corresponde a la religión al cansancio" y tampoco es voluntad de los autores concluir sus afanes bibliófilos en un único volumen.

No hay comentarios: