Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

jueves, 17 de diciembre de 2009

ELLA

Lágrimas de acero recorren sus agrietadas mejillas. Lo que otrora fuera una cara llena de luz, hoy es una tez marchita y apagada. Cuando la miro me pregunto por qué, y no puedo dejar de pensar en la crisis de la que todo el mundo habla, pero que a nadie parece afectar. Que se lo digan a ella, que cuando era joven ya la hablaron del futuro, y de un mundo mejor que ella, entre muchos, iban a crear. Un mundo más justo y más libre. Pero esa hermosa entelequia nunca existió en su vida. Y hoy me toca a mí levantarla, convencerla que tras la crisis habrá un nuevo futuro. Un futuro, del que para su dicha, no tendrá que volver a sufrir sus consecuencias.


Microrrelato de Ángel Silvelo

No hay comentarios: