Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

viernes, 4 de diciembre de 2009

JESÚS NIETO: LA FIGURA FEMENINA EN LA OBRA DE UMBRAL



Con motivo del Congreso celebrado en la ciudad francesa de Pau, alrededor de la figura del genial escritor español Francisco Umbral, y el significado en su obra de la figura femenina, el escritor, periodista e investigador malagueño Jesús Nieto, defendió en dicho Congreso su ponencia titulada: La figura femenina en Umbral "metáfora histórica" de la España de los últimos treinta años. En ella, el escritor malagueño se muestra como un profundo conocedor de la obra y la linguística umbraliana, e intenta acercarnos el universo femenino a través de la intrahistoria de su obra y la Historia de la España de los últimos 30 años, basando su estudio en el análisis de tres figuras femeninas conocidas por todos, como son: Ana Belén, Pitita Ridruejo y Letizia Ortiz.
Mas allá de los clásicos esteriotipos a los que se les puede asociar a cada uno de los personajes femeninos, interesa aquí destacar, que gracias a esta ponencia, se nos acerca la figura de un Umbral místico en ocasiones ante la figura de la progre Ana Belén, o al Umbral historiador de lo cotidiano en otras, cuando nos traza un paralelismo entre estos tres personajes y sus posiciones de clase en la sociedad, tranformándolas en arquetipos sociológicos, y transgrediendo así su universo femenino para invadir el hecho histórico o historizante en palabras del propio autor.

Mucho se ha hablado del universo femenino en la vida y en la obra de Umbral, donde la ausencia del padre en un lado y su dadismo en otro, marcan sin duda, una existencia repleta de una feminidad hilarante. Entre las expresiones que componen el intenso estudio de Jesús Nieto, yo resaltaría aquellas en las que da paso a la voz de Umbral (sin, por ello, suponer un demérito a su prosa rica en matices) como máximo exponente del dominio de la lengua española, y en las que nos deja el rastro de un artista magistral, diferente y metafórico, como por ejemplo, cuando nos dice que la feminidad equivale a un cristal con el que atisbar el devenir de los tiempos.
Yo desde aquí, dejo constancia de que ojalá sea así, y que todas aquellas mujeres que rodean y mejoran nuestras vidas, sean ese cristal transparente en el que poder mirarnos.

No hay comentarios: