Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

jueves, 27 de junio de 2013

SIAVASH AMINI, LA TORMENTA NOS DEJA EL SILENCIO: EL ECO DE LA ATLÁNTIDA SUMERGIDA BAJO LAS AGUAS


El miedo es uno de los sentimientos humanos que mejor se agarra a nuestro caparazón, y su principal peculiaridad consiste, en que cuando nos ataca, ahí se queda, pues es pertinaz en su lucha. La música del joven iraní Siavash Amini es el fiel reflejo de lo que este sentimiento nos transmite cada vez que nos visita. No se nos ocurre mejor definición que la del silencio tras la tormenta, como epitafio de toda una civilización, y que él corrobora muy bien cuando habla de este disco La tormenta nos deja en silencio: "el disco refleja un sueño que tuve, en el que una ciudad completa queda totalmente sumergida en una tormenta gigante", a lo que añade: "también refleja el silencio posterior de esa ciudad. Quise pintar un lienzo oscuro a través de sentidos nebulosos". Y lo consigue, pues escuchando los ocho cortes del disco, asistimos a la incertidumbre a la que se enfrenta el ser humano en una situación de peligro como la que el músico nos propone. Los retazos sonoros con los que Amini pinta este disco nos acercan mucho a la banda sonora de Mark Ishams en la película "Crash" (2004), en la que sus protagonistas también se enfrentan a situaciones límite, o en el ámbito literario, a la situación que Cormac McCarthy recrea en la su novela La carretera (2006), donde un padre y un hijo se enfrentan a la hecatombe de toda la humanidad. En La tormenta nos deja el silencio, Amini nos va introduciendo corte a corte en un universo pleno de odiseas y ecos de temores perdidos en nuestra memoria, que de repente, se juntan en uno solo, dejándonos a merced de la zozobra más absoluta. En toda esta tormenta de sonidos ambient perfectamente grabados, su guitarra es como ese rayo de luz que tiñe de esperanza a nuestra maltrecha razón en mitad de la tormenta, y no sólo eso, porque sin pedírselo, se convierte en un perfecto contrapeso de calma ante el miedo y la tensión que trasciende bajo la capa sonora que la recubre. La nebulosa hace el resto, y nos lleva hasta un profundo sueño del que no queremos despertar, porque la banda sonora que nos acompaña se muestra majestuosa cual Atlántida sumergida bajo las aguas, a expensas que nosotros la saquemos a la luz.

Siavash Amini logra crear un universo propio e intenso, sumamente evocador, pues nos proporciona una y mil imágenes diferentes mientras escuchamos las melodías de sus composiciones, que se muestran sólidas y coherentes como un todo, pues cada uno de los cortes del cd son una parte de la partitura completa que conforma el disco completo. En este sentido, las mezclas de los sonidos al inicio del disco, nos van creando poco a poco la situación idónea para adentrarnos en la tormenta perfecta, en la que lejos de sentirnos mal, buceamos sin pretexto por el interior de sus entrañas, ya que Amini nos propone el mejor de los viajes por el terreno de lo desconocido, pues la última razón del mismo es encontrar el eco de la Atlántida sumergida bajo las aguas, algo que ni siquiera Tangerine Dream hubiesen conseguido.
 
 
Reseña de Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: