Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 16 de abril de 2014

ÁNGEL SILVELO GANA EL TERCER PREMIO DEL XIX CONCURSO DE NARRACIÓN HIPERBREVE DEL AYUNTAMIENTO DE BULLAS (MURCIA) 2014

Es la segunda vez que, en los últimos años, el jurado de este concurso estima como merecedor de alguno de sus premios a uno de mis microrrelatos. Desde aquí quero hacer llegar mi gratitud al jurado por tenerme en cuenta en sus elecciones y, al Ayuntamiento de Bullas (Murcia), por seguir manteniendo este concurso y su apuesta por la literatura en momentos difíciles como estos. Gracias.
 
Y como hago casi siempre, os dejo el micro en cuestión. Espero que os guste.

AL OTRO LADO DEL ESPEJO
Atravesé el espejo para buscar el verdadero significado de la vida y me tropecé con el infinito. Ahora, delante de mí no hay nada, sólo tierra y cielo; o mejor dicho, una tierra caliente y un cielo intensamente azul. Esta panorámica, a la que yo he bautizado como Al otro lado del espejo, es una pócima que me sana de las imágenes que he dejado atrás. Eso es lo que me hipnotiza de este lugar, la profunda sencillez de lo que aquí contemplo. Todo lo que me rodea es la antítesis terrenal del mundo del que me he escapado. Es como si hubiese regresado al principio de todo, a la génesis de los tiempos. En la ciudad en la que yo vivía, apenas se vislumbraba el horizonte. Allí, la línea visual de un cielo gris estaba entrecortada por mil y un edificios que, como pequeñas luciérnagas, luchaban y luchan por apoderarse de una pequeña parcela en la nada más absoluta. Aquí, sin embargo, mi mayor hallazgo ha sido el de las pequeñas cosas; esas que te permiten encontrar la fórmula para vivir con muy poco. Y ahora, que tengo que volver, siento miedo; miedo a perder la pureza en mi mirada, y sobre todo, en mi alma de mujer que un día necesitó reencontrase a sí misma al otro lado del espejo.
Microrrelato de Ángel Silvelo

3 comentarios:

Arcana Has Soul dijo...

Enhorabuena por el premio y mucha gracias por todo el apoyo que prestas a la música, entre ella, la nuestra.

Ramón Zarragoitia dijo...

Me sumo a la enhorabuena. ¡Vaya año, querido Ángel!

Ángel Silvelo dijo...

Muchas gracias a los dos. Este años se está portando muy bien conmigo a novel literario. Abrazos