Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 16 de abril de 2014

MAGNÉTICA Y SU NUEVO TRABAJO “PERDITA MUNDI” EL 26 DE ABRIL EN LA SALA PUSSY WAGON DE ALBACETE

 
Un nuevo lugar y una nueva sala donde MAGNÉTICA presentará su recién estrenado trabajo Perdita Mundi. Será el próximo sábado 26 de Abril, en la sala Pussy Wagon de Albacete y acompañados por la banda local DOMe.
 
Una nueva oportunidad de descubrir este nuevo sonido de la banda madrileña en directo que con la incorporación de Alexis Hernández a los teclados, ha subido de revoluciones sus conciertos. Te paso todos los datos:
 
Sábado 26/04/2014
Sala Pussy Wagon (C/Nueva – Albacete)
22:15 MAGNÉTICA  + DOMe
Entradas 6€ anticipada / 8€ taquilla
 
 
MAGNÉTICA, PERDITA MUNDI: METÁFORAS QUE DIBUJAN CANCIONES. Por Ángel Silvelo.
La angustia que nos produce nuestra propia existencia alguna vez encuentra una salida. Magnética la han encontrado en forma de metáforas que dibujan canciones, y lo han hecho con una pátina más oscura en sus composiciones y a la vez más madura, que reflejan muy bien el camino andando hasta la fecha. Los matices que ya se intuían en su anteriores trabajos ya son firmes en este EP titulado Perdita Mundi o Mundo perdido, como si esa necesidad de caos fuese la piedra filosofal necesaria sobre la que reclamar su nuevo estilo. Aksel e Israel eran conscientes de esa necesidad de cambio y sin duda lo han conseguido, pues al matizar sus canciones con estos nuevos sonidos, han llegado a estilizar muy positivamente su estilo, que alcanza su cima en la canción Atlantis, con claras referencias a algunas de las composiciones de los últimos Second, o lo que es lo mismo, ancladas en el brit pop más salvaje. Esos tintes anglosajones son los que Magnética han utilizado para colorear sus canciones como si fueran una doble piel que desde lejos ya nos anuncia un cambio. Transformaciones que generan nuevos hábitos y una nueva vida. En este sentido, su regreso a los escenarios por todo el territorio nacional tiene ya una primera parada de postín en la Sala el Sol de Madrid el próximo jueves 20 de febrero; una fecha que a buen seguro servirá para dar fe de este hecho a todos aquellos que se acerquen a escucharlos.
 
Pintado al óleo es el corte que abre el EP con unas enérgicas guitarras que nos transmiten ese nuevo brillo del grupo, cercano desde el inicio a esa necesidad de búsqueda y huida: “quién soy, qué hago aquí… y escapo de sus manos, y estoy muy bien aquí”, y en la que ya apreciamos una forma distinta de cantar por parte de Aksel, como más ajustada a los nuevos ritmos, a veces, incandescentes, y otras, más pausados. Una vertiente de la montaña que prosigue con Estático, donde los sintetizadores asoman sin miedo: “sigue soñando, sigue llorando, este mundo se ha perdido. Sigue luchando, sigue gritando aunque todo esté perdido”, como un perfecto reclamo de la metamorfosis total reivindicada por parte de Magnética, y a la que acompañan, unas magnéticas guitarras con riffs de crudeza incluidos, pues nada es tan raro y difícil como proyectarse en otro universo. 
Ambara es el espacio de calma que toda transformación necesita; un tránsito donde el alma toma aliento para decidir el camino a seguir. Atrapados por ese estigma, Magnética juegan sin miedo con los reflejos de los sintetizadores y las programaciones, como si fueran un manto en el que resguardarse: “navegaré por un mundo de ensueño, y llegaré a dónde estás tú”. Un relax transitorio, pues en un instante recaemos en Atlantis como si nos hubiésemos caído por un precipicio, al final del cual nos acoge un colchón de nuevas sensaciones preñadas con la mejor versión de Aksel e Israel. Esta canción conjuga muy bien las dosis necesarias de equilibrio entre tensión y ensueño necesarias, para dotar a un tema de magia, y este sin duda la tiene, esos uh, uh, uh, en forma de estribillo nos meten el eco del revoloteo de las mariposas por el pecho, porque de esa forman nos conquistan el corazón a través de brillantes aleteos: “y caíste desde el cielo” como mejor forma de reflejar un deseo. 
Everest es el punto y final de Perdita Mundi; una despedida a medio tiempo entre los deseos y las promesas: “esta vez no habrá paciencia para variar… las malas vibraciones” “no quiero ser tu superhéroe yo puedo dar lo que ves”. Angustias existenciales que transmiten necesidades vitales que se dejan arrastrar por la intensidad sonora a la que Magnética se han abonado, y donde el coro de las guitarras se muestra portentoso bajo la voz en forma de lluvia de Aksel, como mejor forma de expresar metáforas que dibujan canciones.
 

No hay comentarios: