Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

jueves, 4 de abril de 2013

KUVE EN MADRID, SALA MOBY DICK: VIERNES 26 DE ABRIL

Viernes 26 de abril, Sala Moby Dick, Madrid
21:00 (puertas) / 22:00 h (concierto)
Entradas:
9€ en taquilla - 6€ venta anticipada.

La melancolía y la necesidad de partir de nuevo desde cero, atraviesa la melodía de las canciones de Kuve como la neblina que se deposita sobre nuestros sentidos en las grandes despedidas. Kuve han trazado una línea divisoria sobre la que crear un nuevo mundo en el que construir una senda que les lleve lejos, muy lejos. Regresión, está compuesto por once canciones de guerra para escapar de una vida perfecta en la que ya no se producen antiguas emociones. Esa es la premisa del disco, ir en busca de nuevas sensaciones, y con ello, transmitir algo nuevo y diferente. Ya ha pasado un tiempo desde que nos presentaron su primera maqueta llamada como ellos, Kuve, donde nos mostraban sus primeras nueve canciones (alguna de ellas también se incluye en este Regresión), y sin necesidad de ponernos nostálgicos, comprobamos el largo y duro camino que han recorrido Maryan Frutos y Carlos Otero para llegar hasta el nivel que han alcanzado con su flamante primer disco. Regresión son once canciones descaradamente pop, pero también once historias donde apreciamos las caricias y la ternura de una mujer que se compaginan con la fuerza de la guitarra de un hombre, que juntos, están dispuestos a pelear por tener su propio lugar en el mundo de la música. Para todos aquellos que tuvimos la oportunidad de conocerlos allá por el mes de abril del año 2011 ya sabemos de sus grandes cualidades para la música. La voz cristalina, potente y mágica de Maryan, a la que hay que unir la maestría en la guitarra de un Carlos Otero que es el gran artífice de un sonido que en Regresión ha sabido identificar los puntos fuertes de un grupo que sabe lo que quiere. El mimo y el amor con el que está hecho el disco se pone de manifiesto en mil y un detalles, que van desde la producción de un Raúl de Lara (que para esta ocasión ha sabido traducir las sensaciones que Kuve han querido transmitir en su primer trabajo), hasta las letras de cada una de las canciones o la labor de postproducción.

En definitiva, Kuve y su primer y flamante disco, son un magnífico ejemplo donde el amor, la pasión y el desgarro algo atenuado se dan la mano con once canciones de guerra para escapar de una vida perfecta.


Reseña de Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: